Obama prorroga las sanciones vigentes sobre Birmania

Actualizado 15/05/2010 11:00:25 CET

MADRID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha ordenado que se amplíe el período de vigencia de las sanciones que pesan sobre Birmania desde 1997 y por las que se prohíbe a las compañías estadounidenses invertir en el país asiático, el cual a su vez tiene prohibido exportar sus bienes comerciales a Estados Unidos.

Así lo hizo saber Obama al Congreso, a través de un mensaje en el que expresaba su absoluta desconfianza en el supuesto programa de reformas democráticas que planea la Junta Militar golpista que gobierna el país desde 1990; un régimen "cuyos actos y políticas siguen suponiendo una inusual y extraordinaria amenaza a la seguridad nacional y para la política exterior de Estados Unidos", según recoge la cadena panárabe Al Yazira.

La ampliación de las sanciones tiene lugar después de la visita realizada la pasada semana a Birmania del subsecretario de Estado para Asia Oriental y Pacífico, Kurt Campbell, en la que se reunió con diferentes altos miembros de la Junta, y a los que advirtió de de que se abstengan de mantener relaciones militares con Corea del Norte, uno de los principales socios --en especial en el ámbito del comercio de armas-- de Birmania, y que en sí mismas suponen una violación de la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas decretada a tal efecto.

De igual modo, Campbell se reunió con la principal líder de oposición del país, la activista y premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, durante largo tiempo bajo arresto domiciliario. La formación política que lidera, la Liga Nacional para la Democracia (NLD), fue disuelta a la fuerza por las autoridades birmanas al negarse a aceptar la orden del Gobierno birmano de volver a registrarse como partido político antes de la fecha límite del 6 de mayo, una decisión que habría impedido a Aung San Suu Kyi presentarse a los comicios porque las leyes electorales birmanas no permiten que ningún detenido pueda comparecer en calidad de candidato.

En este sentido, Campbell declaró posteriormente que Estados Unidos se sentía "profundamente decepcionado" con los preparativos que el régimen birmano está desempeñando dentro de su supuesta "hoja de ruta" a la democracia, y por la que se ha comprometido a convocar elecciones a finales de año. El subsecretario de Estado instó a la Junta a emprender "acciones inmediatas" que despejen cualquier tipo de duda que pudieran arrojar estos comicios en cuanto a su legitimidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies