La OMS eleva a 25 las posibles muertes por ébola en República Democrática del Congo

Llegada de vacunas contra el ébola a Kinshasa
REUTERS / KENNY-KATOMBE BUTUNKA
Actualizado 18/05/2018 15:26:48 CET

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elevado a 45 el número de casos probables de ébola por el actual brote en República Democrática del Congo (RDC), entre los cuales figuran al menos 25 fallecimientos, de los cuales por el momento las autoridades sanitarias solo han confirmado la presencia del virus en uno de estos pacientes.

El último balance divulgado por la OMS este viernes recoge al menos 45 casos, de los cuales 14 están confirmados, diez han sido catalogados como sospechosos y 21 como probables. Del total de 45 casos, 25 corresponden a personas ya fallecidas, entre ellas una víctima de ébola ya confirmada, según un portavoz consultado por Europa Press.

El comité de emergencia de expertos de la OMS se reúne este viernes para estudiar la respuesta internacional al brote y decidir si se constituye una "emergencia de salud pública de preocupación internacional". La agencia de la ONU ya ha elevado de "alto" a "muy alto" la evaluación del riesgo para la salud pública.

La organización ha modificado su evaluación de los riesgos tras la confirmación de un caso de ébola en la ciudad de Mbandaka, una ciudad de más de un millón de habitantes con conexiones tanto nacionales como internacionales. Hasta ahora, los casos se habían circunscrito a una zona remota de la provincia de Equateur.

El brote ha motivado una amplia respuesta de la agencias humanitarias, ante la posibilidad de que el virus se extienda a otras zonas de la RDC o incluso a los países vecinos. El Gobierno congoleño y varias organizaciones se han aliado para mvoilizar a cientos de trabajadores locales dedicados a tareas de sensibilización.

"Es fundamental que la gente entienda cómo puede protegerse en sus casas y en los lugares públicos, especialmente en los centros de salud y las escuelas", ha explicado en un comunicado el representante del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Gianfranco Rotigliano. En este sentido, ha defendido la importancia de "implicar a las propias comunidades en las labores de prevención".

Los trabajos consisten en campañas informativas, movilización social e implicación de la comunidad difundidas a través de la radio, instituciones religiosas, mercados, escuelas y asociaciones juveniles. UNICEF también ha entregado suministros de agua y higiene en los centros de tratamiento y en las zonas de Bikoro y Mbandaka.

Rotigliano ha apostado por "mantener las escuelas protegidas y asegurar que la educación de los niños no se vea interrumpida", para lo cual se han establecido ya puntos de lavado de manos en 50 escuelas clave y en zonas afectadas de Mbandaka. Otras 72 escuelas de Bikoro recibirán "muy pronto" este equipamiento, según UNICEF, que quiere también repartir termómetros.

VACUNAS

La OMS ha enviado a República Democrática del Congo una vacuna contra el ébola aún en fase experimental y que, en el caso del país africano, implica una serie de desafíos. Las elevadas temperaturas, la humedad, las barreras idiomáticas y la falta de carreteras complican su distribución efectiva.

Un responsable de la OMS para respuesta a emergencias, Peter Salama, ha explicado a Reuters que se necesita "una operación muy sofisticada en uno de los lugares más complicados de la tierra". Para mantener la cadena del frío es necesario conservar las dosis a una temperatura inferior a los 60 grados bajo cero.

Además, se trata de una vacuna que aún no cuenta con todos los permisos para su venta, por lo que el fabricante, Merck & Co, la ha ofrecido en base a un protocolo "compasivo" que implica que cada persona que la reciba debe ser antes ampliamente informada y firmar un consentimiento. Médicos Sin Fronteras (MSF) prevé dedicar al menos 45 personas por cada persona y contar en todas las reuniones con un traductor.