La ONU insta a las partes enfrentadas en Yemen a llegar a un acuerdo humanitario en Taiz

Militares en un carro de combate del Ejército yemení en Taíz
ANES MAHYOUB / REUTERS
Actualizado 27/07/2016 14:17:05 CET

DUBÁI, 27 Jul. (Reuters/EP) -

La ONU ha instado a las partes enfrentadas en Yemen a llegar a un acuerdo humanitario en la provincia de Taiz, en el sur del país, después de que las fuerzas del Gobierno se hicieran con la localidad, antes en manos de los rebeldes huthis, tras un cruento enfrentamiento que ha provocado acusaciones sobre posibles crímenes de guerra.

La organización internacional ha instado en varias ocasiones a las diferentes facciones a formar un gobierno inclusivo en Saná, la capital del país. Sin embargo, la negativa de los huthis a retroceder en aquellas ciudades que se encuentran bajo su control ha dificultado las conversaciones de paz.

James McGoldrick, coordinador humanitario de la ONU en Yemen, ha alertado del aumento de enfrentamientos y de la crudeza de los mismos en Taiz, especialmente en la zona de Sarari, y ha avisado de la necesidad de que las partes lleguen a un acuerdo inmediato en aras de facilitar una "pausa humanitaria" para proteger a los civiles y garantizar el trabajo de las organizaciones y agencias de ayuda humanitaria, que tratan de evacuar heridos y hacer llegar a la zona medicinas y productos de primera necesidad.

McGoldrick ha denunciado que privar a la población de asistencia humanitaria es ilegal y vulnera el derecho internacional. Los seguidores del presidente Abdo Rabbu Mansur Hadi controlan la mayor parte de Taiz, la tercera ciudad más grande del país, pero las fuerzas huthíes han rodeado la zona en su práctica totalidad.

Un enviado de las fuerzas huthis para la supervisión de las negociaciones de alto el fuego informó a la ONU de que los residentes de Sarari han sido víctimas de "crímenes de guerra", lo que incluye la quema de casas y la detención de al menos 49 civiles, entre los que se encuentran mujeres y niños. "Hacemos un llamamiento para que dejen de producirse estas masacres contra civiles desarmados", ha indicado Ahmed al Msawa.

Los residentes de la zona han explicado que al menos una quincena de rebeldes huthis han muerto o han resultado heridos durante los combates y que 40 se encuentran retenidos como prisioneros. Los seguidores de Hadi han negado haber prendido fuego a las viviendas y han acusado a los huthis de atacar una mezquita en un intento de matar al mayor número de adeptos posible.

La coalición liderada por Arabia Saudí intervino en marzo de 2015 en aras de restaurar el Gobierno de Hadi después de que los huthis asediaran Saná y avanzaran en Adén obligando al presidente a huir del país. El acuerdo de alto el fuego entre las partes ha sido continuamente vulnerado por ambas partes desde que se puso en marcha en abril.

Las conversaciones de paz, que se están desarrollando en Kuwait, no han logrado acabar con los enfrentamientos, que se han saldado hasta la fecha con más de 6.200 personas muertas y unos 2,5 millones de desplazados.