Oxfam denuncia la explotación laboral en las maquiladoras textiles de Centroamérica

Maquiladoras de Nicaragua
Foto: MATHIEU-ETIENNE GAGNON / OXFAM
Actualizado 13/04/2015 10:27:05 CET

La ONG propone una alternativa de comercio justo frente a salarios por debajo del mínimo, enfermedades y jornadas de duración insoportable

   MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La ONG Oxfam denuncia, en su último informe publicado este lunes, la crítica situación de Derechos Humanos a la que se enfrentan las trabajadoras de las maquilas, empresas que importan materiales en zonas de libre comercio, muchas de ellas especializadas en la industria textil: salarios mezquinos, ambiente tóxico y falta de prestaciones que contrastan con el modelo de comercio justo que propugna la organización.

   "Una fábrica (maquila o no) para la producción de prendas de vestir para exportación es, desde hace décadas, sinónimo de violación de Derechos Humanos y laborales para una cantidad significativa de trabajadoras y trabajadores en los países en desarrollo", apunta la ONG

   Las condiciones son insostenibles. Salarios de 1,3 euros diarios, jornadas de 68 horas semanales, ambiente insalubre, ausencia de prestación en caso de enfermedad o restricciones a la afiliación sindical; una suma de factores que determina el denominador común de la jornada laboral de las mujeres en algunas mega factorías textiles en India asociadas a grandes marcas internacionales (incluidas marcas españolas).

   "Aunque toda regla tiene excepción y la diversidad de casos es muy considerable, se puede afirmar que la deslocalización de la industria de la fabricación de prendas de vestir ha traído consigo importantes niveles de precarización del trabajo en países en desarrollo", según Oxfam.

MAQUILADORA VS. COMERCIO JUSTO

MODELO DE TRABAJADORA PRECARIA

   La trabajadora promedio en una maquila es de una mujer joven, de entre 18 y 35 años, aunque existe una regla no escrita de no contratar a mujeres mayores de 35 años, según la ONG.

   Además, el nivel de escolaridad es bajo. En Honduras o Nicaragua, cerca del 80% de las mujeres no alcanzan estudios más allá de la primaria. Y son madres: según varios estudios, el 80% de las maquiladoras tienen hijos a su cargo.

   El salario mínimo mensual de las maquiladoras de Centroamérica se sitúa en un rango que va entre 148 euros en Nicaragua y 300 euros en Guatemala, por debajo de lo legalmente establecido para otros sectores de actividad.

   Para muestra, el precio de venta de una camiseta de la Liga de Fútbol Americano, la NFL (25 dólares) es más de 300 veces lo que gana una mujer por coser una parte de ella (8 centavos de dólar). Cada hora la línea de ensamblaje debe de completar 167 camisetas, lo que significa, en efecto, que cada trabajadora debe de completar 12 camisetas en 60 minutos.   "En general", denuncia la organización, "las zonas francas textiles de Centroamérica representan un sistema entero que crece sobre la base de la feminización de la precariedad y la vulnerabilidad".

MAQUILADORA VS. COMERCIO JUSTO

   Ello sin mencionar todavía los problemas de salud "con recurrentes casos de inhabilitación de por vida". Las trabajadoras operan sin mascarillas para proteger los pulmones del exceso de polvo del ambiente, con sillas sin respaldo y temperaturas de más de 37 grados centígrados, por ejemplo, todo ello bajo un brutal sobreesfuerzo físico para lograr las altas metas impuestas en las fábricas.

   Por poner otro ejemplo, nueve de cada diez fábricas maquiladoras de Nicaragua incumple al menos un aspecto asociado a temas como la protección de los trabajadores, según una evaluación de la ONG Better Work en 20 fábricas maquiladoras de Nicaragua, que conforman aproximadamente un tercio de la industria del sector de la confección en el país centroamericano.

   Actualmente, la organización hondureña Colectiva de Mujeres Hondureñas (CODEMUH) lleva más de 400 casos de mujeres diagnosticadas con problemas de salud asociados al extenuante y exigente trabajo de las maquilas, y Según la encuesta de medios de vida del año 2011, en Guatemala un 40% de los trabajadores/as de las maquilas encuestados/as no tienen contrato escrito.

COMERCIO JUSTO

  Frente a ello, Oxfam Intermón (OI) propone la aplicación del modelo de comercio justo con el que trabaja desde 1994. Actualmente, más de 76.000 mujeres se benefician de la relación comercial directa que sostiene la ONG con organizaciones de comercio justo en todo el mundo. De ese total, más de 2.400 mujeres forman parte de organizaciones de productos textiles con las que la organización colabora en el presente de forma directa.

   Con las compras de comercio justo, OI apoya la sostenibilidad de las organizaciones y junto con el monitoreo de los estándares o principios, contribuye también a su desarrollo.

   De todos los productos de comercio justo de Oxfam, los textiles representaron un 8% del volumen total de ventas en el período 2007-2014, y al igual que como sucede en las maquilas, es un sector de actividad con fuerte representación femenina: más del 53% de la fuerza de trabajo en las cooperativas textiles de comercio justo con las que Oxfam trabaja de forma directa son mujeres.

   Dentro de los textiles, tres cooperativas de comercio justo representan el 93% del volumen de operación comercial realizado por Oxfam en comercio justo.