Pakistán sufre un repunte de la polio con 166 casos registrados este año

 

Pakistán sufre un repunte de la polio con 166 casos registrados este año

Campaña de vacunación contra la polio
Foto: INICIATIVA PARA LA ERRADICACIÓN GLOBAL DE LA POLIO
Actualizado 29/09/2014 18:23:30 CET

Las autoridades sanitarias tienen que enfrentarse también a los prejuicios de parte de la sociedad

   MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Pakistán ha registrado en lo que va de año 166 casos de polio, una cifra muy superior a los 28 del mismo periodo del año pasado e incluso al total de 2013, 93 casos, según las cifras de Iniciativa para la Erradicación Global de la Polio (IEGP). El país se aleja así de las 28 personas infectadas en 2005 y se acerca al récord del año 2000, con 199 casos.

   El portavoz del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Ban Jalid al Dhayi, ha reconocido que "Pakistán presenta uno de los entornos más complejos de la erradicación de la polio en el mundo". Al Dhayi ha destacado que en las zonas afectadas "existe inaccesibilidad, violencia, malentendidos y mala información" a las que hay que añadir "las intrincadas normas y sistemas tribales y culturales", según las declaraciones recogidas por la agencia de noticias humanitarias IRIN.

   Según el ministro de Estado del Servicio de Salud Nacional (SSN), Saira Afzal Tarar, las Áreas Tribales Administradas Federalmente (FATA) y la provincia de Jyber Pajtunjwa (KP) son las partes del país más afectadas. Los milicianos islamistas de estos lugares suelen oponerse a las campañas de vacunación.

   UNICEF también ha señalado "los movimientos masivos de población" como causa de la persistencia del problema. Más de un millón de desplazados internos han abandonado Waziristán del Norte a causa de la ofensiva militar contra los milicianos islamistas y se han desplazado a zonas no afectadas. Según Al Dhayi, más de 400.000 niños fueron vacunados en las zonas de tránsito antes de establecerse en KP, Punjab y Sindh.

   El número de personas que se niegan a recibir la vacuna sigue en aumento en algunas zonas, como en KP. Las autoridades de este territorio han informado de que durante la primera fase de la campaña de vacunación realizada entre el 6 y el 8 de junio, 4.200 paquistaníes rechazaron la vacuna. La cifra ascendió a 12.043 entre el 23 y 25 del mismo mes.

   Sin embargo, no todos muestran esta actitud de rechazo. Aziz Dawar, que abandonó Waziristán del Norte a mediados de junio, ha relatado a IRIN que está "desesperado" porque sus hijos, de entre 8 y 2 años, todavía no han recibido la vacuna.

SISTEMAS DE PREVENCIÓN INEFICACES

   La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó a Pakistán reforzar sus controles en los aeropuertos para evitar la exportación del virus, una medida que entró en vigor el pasado 1 de junio. No obstante, antes de que Pakistán iniciara esta acción, el coordinador de emergencia para la erradicación de la polio en Pakistán, Elias Durry, ya había advertido de que el país había "sido calificado informalmente" como "exportador de polio".

   A pesar de la presencia de equipos contra la polio en los aeropuertos, su eficiencia no ha sido la esperada, ya que los controles han sido irregulares y varios viajeros se han negado. "En realidad a nadie se molesta en tomar las dosis", ha dicho un responsable del aeropuerto de Lahore.

   La ministro de Sanidad, Saira Afzal Tarar, ha anunciado que "se ha obtenido un préstamo del Banco de Desarrollo Islámico". No obstante, el ministro no ha precisado los detalles ni la cantidad del préstamo.

FALSOS PREJUICIOS

   La jefa de pediatría del Hospital Aga Jan de Karachi, Anita Zaidi, ha alertado de que el "objetivo no es correcto". Para Zaidi, la lucha contra la polio solo había tenido efectos negativos y el suministro de vacunas debería haber ido acompañado de otras.

   Además, los expertos tienen que luchar contra los prejuicios que la sociedad tiene acerca de la vacuna. Azra Bibi ha contado a IRIN que tuvo que enfrentarse a sus suegros para que sus hijas recibieran la vacuna.

   "Dicen que las vacunas las pueden dejar estériles, pero hablé con los doctores y con los profesores del colegio y me dijeron que esto era mentira", ha asegurado. Azra se dedica ahora a visitar campamentos de desplazados para animar a las madres a vacunar a sus hijos contra la polio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies