El partido de Mugabe asegura que está detenido y que Mnangagwa es el nuevo presidente interino

Contador
Emmerson Mnangagwa
REUTERS / PHILIMON BULAWAYO
Actualizado 15/11/2017 12:16:56 CET

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

SIGUE AQUÍ LA ÚLTIMA HORA SOBRE ZIMBABUE

Los países de la región piden que se resuelva la crisis de Zimbabue de forma pacífica

El exvicepresidente Emmerson Mnangagwa ha regresado a Zimbabue, según 'The Guardian'

El Ejército de Zimbabue detiene al ministro de Finanzas, pero niega un golpe de Estado

La Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF) --el partido que hasta ahora lideraba el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe-- ha asegurado este miércoles que el mandatario y su familia están detenidos y que el nuevo presidente interino es el exvicepresidente Emmerson Mnangagwa.

"La pasada noche, la primera familia fue detenida y sus miembros están seguro. Tanto por la Constitución como por el bien del país, esto era necesario. Ni Zimbabue ni ZANU son propiedad de Mugabe ni de su mujer. Hoy empieza una nueva era y el camarada Mnangagwa nos ayudará a conseguir un Zimbabue mejor", ha asegurado en su cuenta de Twitter el partido gubernamental zimbabuense.

La formación política que ha liderado Zimbabue durante las últimas décadas ha subrayado que lo sucedido en las últimas horas "no ha sido un golpe de Estado" sino que ha habido "una decisión de intervenir" porque la Constitución "ha sido socavada". "El camarada interino Emmerson Mnagngawa será el presidente de ZANU PF como establece la Constitución de nuestra organización revolucionaria", ha asegurado el partido hasta este martes liderado por Mugabe.

La formación política zimbabuense ha asegurado, además, que lo que está viviendo el país es una transición "pacífica no sangrienta" y que la situación de Zimbabue es estable. "ZANU PF tiene su forma de solventar nuestros problema. La situación es estable y Zimbabue está abierto a los negocios. No ha habido un golpe de Estado", ha subrayado.

La crisis política en Zimbabue se ha originado tras el reciente cese de Mnangagwa como vicepresidente del país, una decisión que ha sido interpretada como un intento por situar a la primera dama, Grace Mugabe, como sucesora del mandatario, desbancando así a Mnangagwa de la carrera sucesoria.

El cese de Mnangagwa por parte de Mugabe ha puesto las espadas en alto en Zimbabue, hasta el punto de que el jefe de las Fuerzas Armadas salió el lunes en defensa de Mnangagwa y reclamó el fin de la "purga" de antiguos guerrilleros en el partido gobernante.

Las Fuerzas Armadas suelen estar al margen de este tipo de tensiones políticas y, de hecho, guardaron silencio cuando en 2014 fue apartada de la Vicepresidencia Joice Mujuru, una veterana de guerra.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies