La ex guerrillera estadounidense del MRTA recién liberada pide su traslado a EEUU

Actualizado 31/05/2010 0:32:43 CET

LIMA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La ex guerrillera estadounidense del grupo rebelde peruano Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), Lori Berenson, que salió esta semana en libertad condicional tras quince años de prisión, envió un escrito donde pide perdón al país andino y solicita al Gobierno peruano su deportación a Estados Unidos, conmutándole así los cinco años que le quedan de condena, según confirmó el ministro de Justicia de Perú, Víctor García Toma.

Sin embargo, la iniciativa de cumplir condena en Estados Unidos no fue de Berenson, sino que la recién liberada habría respondido a una petición del Gobierno tras el rechazo de algunos vecinos por su presencia en el distrito de Miraflores, en la capital, según apunta el diario peruano 'Perú.21'. En cualquier caso, el propio García Toma reconoció que "fue un planteamiento a título personal", es decir, de su cartera.

Así pues, la carta de Berenson no es sino un trámite imprescindible para la puesta en marcha del mecanismo de conmutación, que sólo puede activarse si el preso lo solicita. Sin embargo, algunos han subrayado la premura de la que la Comisión de Indulto para tener el expediente listo antes del encuentro del presidente peruano, Alan García, con su homólogo estadounidense, Barack Obama, el próximo martes.

En este sentido, el ministro de justicia desmintió que haya algún acuerdo entre Lima y Washington al respecto. "No hay ningún acuerdo. Si hay celeridad es porque la gente está descontenta y porque no podemos tener a una persona con un serenazgo (vigilancia) en la puerta permanentemente", precisó.

Por el momento, el documento emitido por Berenson se encuentra en poder de la Comisión de Indulto, Conmutación de Penas y Gracia Presidencial del Ministerio de Justicia. Dicho documento será incluido en el expediente del caso Berenson junto al consejo que dicha comisión dará al presidente peruano al respecto. Posteriormente, se espera que el jefe de Estado le conceda esa gracia a la norteamericana antes de reunirse en Washington con Obama.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies