El proyecto ITER sufrirá retrasos si los recortes de Trump se llevan a cabo

Construcción de Iter en Cardarache (Francia) en junio
UE - Archivo
Publicado 07/03/2018 3:39:45CET

WASHINGTON, 7 Mar. (Reuters/EP) -

Un proyecto internacional para construir un reactor de fusión nuclear en Francia que comenzaría a generar electricidad en 17 años sufrirá retrasos si los recortes de la Administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no se revierten en pocos meses, según ha informado este martes el director de la empresa, Bernard Bigot.

El director general del proyecto Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER, según sus siglas en inglés), Bernard Bigot, ha asegurado que los recortes presupuestarios de la Administración Trump reducirán la contribución de Estados Unidos al proyecto y provocaría demoras en la construcción.

"No es una cuestión de capacidad, es una cuestión de voluntad política", ha señalado Bigot en una entrevista telefónica.

El proyecto ITER, que fue lanzado hace diez años por la Unión Europea, Estados Unidos, China, India, Japón, Rusia y Corea del Sur, generaría electricidad a partir de un proceso similar a la fusión nuclear que alimenta al sol.

Los reactores convencionales dividen átomos para generar energía y crean desechos nucleares venenosos, para los cuales no hay un lugar de disposición permanente en Estados Unidos.

El coste del proyecto experimental, que sus socios esperan alcanzar su primera fusión de poder completo para el año 2035, es de entre 21.000 y 26.000 millones de dólares. Hasta el momento, Estados Unidos ha entregado a ITER cerca de 1.000 millones y tenía pensado ofrecer otros 500 millones hasta 2025.

Sin embargo, con los recortes presupuestarios propuestos por Trump, la contribución de Washington para 2019 se reduciría a 75 millones del total de 165 millones de dólares.

Bigot ha señalado que informó a los funcionarios del Departamento de Energía, la oficina de política de ciencia y tecnología de la Casa Blanca y el Departamento de Estado, que el proyecto se enfrentaría a retrasos a menos que Washington prometa en junio financiar las cantidades originales.

Si Estados Unidos, que proporciona el 9 por ciento de los fondos de ITER, no contribuye con la cantidad original a tiempo, los contratos para ensamblar grandes partes del proyecto se retrasarán, según Bigot.