Rajoy y el primer ministro esloveno dejan claro que no reconocerán la "independencia unilateral" de Kosovo

Actualizado 23/04/2013 20:05:43 CET

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, han reiterado este martes el rechazo de sus respectivos países a reconocer la "independencia unilateral" de Kosovo, si bien se han mostrado dispuestos a respaldar medidas que puedan contribuir a mejorar las condiciones de vida de los kosovares.

"España no va a reconocer a Kosovo porque España no cree en las declarciones unilaterales de independencia", ha afirmado tajante Rajoy en rueda de prensa conjunta con Fico al término de su encuentro en La Moncloa. La provincia serbia proclamó de forma unilateral su independencia en febrero de 2008.

El jefe del Ejecutivo ha recordado que "España tiene una posición en esta materia que fue fijada hace ya unos años y que el Gobierno ha mantenido y va a seguir manteniendo en el futuro", al tiempo que ha manifestado su respeto por "las decisiones que tome cada cual".

No obstante, Rajoy ha adelantado que "lógicamente todo aquello que pueda ir en beneficio de las personas, de su bienestar, de una mejora de vida, va a contar con nuestro apoyo".

Por su parte, Fico, cuyo país junto a España, Chipre, Grecia y Rumanía no reconoce aún la independencia de Kosovo, ha defendido que "Eslovaquia tiene sus propios motivos, que son muy claros y definidos por los que no puede reconocer la independencia de Kosovo".

En este sentido, se ha mostrado "convencido de que este intento de reconocimiento debería ser algo que decidan cada uno de los estados miembros y no la UE como un todo". Por eso, ha agregado, su país seguirá dentro del "grupo de estados que considera que Kosovo no cumple con las condiciones para ser reconocido cmo estado independiente".

Al igual que Rajoy, Fico ha dicho que su país no pondrá "ningún tipo de trabas" a mejorar la "vida diaria de los kosovares", siempre y cuando no se trate de "cuestiones políticas".

La Comisión Europea propuso ayer a los Veintisiete abrir negociaciones de adhesión con Serbia y para un Acuerdo de Asociación y Estabilización con Kosovo, paso previo a la adhesión, a la luz de los progresos que han hecho ambos para acercarse a la UE y sobre todo el acuerdo histórico que alcanzaron el pasado viernes bajo mediación los primeros ministros serbio y kosovar, Ivica Dacic y Hashim Thaçi, respectivamente, para normalizar sus relaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies