RDC acusa a Uganda de la muerte de doce pescadores en el lago Alberto

Publicado 11/07/2018 20:29:49CET

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de República Democrática del Congo (RDC) ha acusado este miércoles a Uganda de la muerte de doce pescadores y la detención de más de 90 tras un enfrentamiento entre militares congoleños y ugandeses en el lago Alberto, en la frontera común.

El ministro de Pesca congoleño, Daniel Paluku Kisaka Yere Yere, ha anunciado la creación de una comisión interministerial que abrirá contactos con las autoridades ugandesas para abordar la situación, según ha recogido la emisora local Radio Okapi.

"El balance actual, con toda la información verificada con el equipo del gobernador de la provincia, es de doce pescadores muertos, 92 arrestados en Uganda, y 20 piraguas y 25 embarcaciones a motor retenidas en Uganda", ha dicho.

Las autoridades de RDC ordenaron martes la suspensión de la pesca en el lago Alberto, situado en el territorio de Beni, tras la desaparición de 20 pescadores a raíz de los enfrentamientos.

El gobierno provincial pidió a los pescadores que suspendan todas las actividades mientras se investiga la situación, que ha sido puesta en conocimiento de la Conferencia Internacional sobre la Región de los Grandes Lagos (CIRGL).

Al menos un militar ugandés murió el 5 de julio en los citados enfrentamientos, que estallaron en el sector de Rwenzori, en Beni, después de que Uganda se incautara 18 embarcaciones por supuestamente cruzar la frontera y pescar en sus aguas.

Tras ello, los pescadores acudieron a protestar a las autoridades congoleñas, que mandaron una patrulla a la zona y encontraron a oficiales ugandeses en sus aguas, lo que desencadenó finalmente un enfrentamiento.

Sin embargo, el portavoz del Ejército ugandés, Richard Kamelire, denunció en declaraciones concedidas a la cadena de televisión británica BBC un ataque "no provocado" contra una patrulla por parte de hombres no identificados.

Por su parte, el administrador del territorio de Beni, Donat Kibwana, señaló que en los enfrentamientos habrían muerto cuatro militares y tres civiles ugandeses, lo que fue rechazado por Kamelire.

Contador