Save the Children se enfrenta a una investigación sobre la respuesta dada ante acusaciones de acoso sexual

Save the Children, oficina
SAVE THE CHILDREN - Archivo
Actualizado 12/04/2018 10:16:58 CET

LONDRES, 12 Abr. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

Save The Children será investigada por su respuesta a acusaciones de mala conducta sexual y hostigamiento contra altos funcionarios, según ha informado este miércoles el organismo de vigilancia de la cooperación en Reino Unido tras un importante escándalo de abuso sexual que envolvió al sector de ayuda global.

La Comisión de ONG ha asegurado que la investigación se centraría en el manejo de denuncias de la organización benéfica, como las realizadas contra el ex presidente ejecuivo Justin Forsyth y el ex jefe de política Brendan Cox.

El organismo de control examinará cómo se abordaron las acusaciones de mala conducta en 2012 y 2015 y si se divulgaron por completo al organismo que regula las organizaciones benéficas en Inglaterra y Gales.

"Tenemos preguntas que deben ser contestadas y tenemos que responsabilizar formalmente a la institución de caridad por proporcionarlas de manera clara y oportuna", ha señalado Michelle Russell, directora de investigaciones y aplicación de la Comisión de ONG.

Save the Children y su ex ejecutivo Forsyth se disculparon en febrero por su comportamiento inapropiado hacia el personal femenino y la organización aseguró que los procedimientos no se habían conseguido adecuadamente al revisar tres quejas en su contra.

Mientras tanto, Cox admitió que cometió errores y que se comportó de una manera que causó daños y ofensa a algunas mujeres cuando trabajaba en Save the Children. Dimitió en septiembre de 2015.

La organización de ayuda internacional afirmó en un comunicado que cooperaría con la investigación de la Comisión de Caridad. "Nos comprometemos a trabajar con la Comisión de ONG para establecer una descripción veraz y precisa de los eventos y la respuesta de la organización benéfica", afirmó Peter Bennett Jones, presidente de la junta de fideicomisarios de Reino Unido de Save the Children. "Si se cometieron errores, actuaremos de manera rápida y decisiva para abordarlos", aseveró.

Las organizaciones benéficas en el sector de ayuda fueron puestas bajo lupa a principios de este año después de que el diario 'The Times' revelara que algunos empleados de Oxfam pagaron por sexo con prostitutas en Haití después del terremoto que sufrió el país en 2010.

Desde entonces se han comprometido a revisar su enfoque para hacer frente a las acusaciones de mala conducta sexual y acoso.

Una encuesta exclusiva realizada por la Fundación Thomson Reuters en febrero reveló que más de 120 empleados de organizaciones benéficas mundiales líderes fueron despedidos o perdieron sus empleos en 2017 por mala conducta sexual.