El partido gobernante atribuye el doble atentado en Damasco a los terroristas y los países que sirven a Israel

Actualizado 11/05/2012 6:15:29 CET

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El Liderazgo Nacional del Partido Árabe-Socialista Al Baaz (BASP), que gobierna en Siria, ha condenado "enérgicamente" las dos explosiones que ayer sacudieron Damasco dejando un balance de 55 muertos y 372 heridos, y ha atribuido el doble atentado a los grupos terroristas y a los países que los apoyan para servir a los intereses de Israel en la región, según informa la agencia de noticias SANA.

"Los terroristas y aquellos que les apoyan descaradamente con armas y dinero han cometido un horrible crimen contra la población civil que se enmarca en el esquema para atentar contra las fuerzas de seguridad, las instituciones y el pueblo de Siria al servicio de los intereses de Israel y de sus aliados en la región", reza el comunicado difundido por el BASP.

En la misma línea, ha considerado que las explosiones del miércoles "evidencian más que nunca que los terroristas no tienen una religión ni una patria, sino que solo son un instrumento utilizado por aquellos que están interesados en mantener la tensión y la inseguridad" en Siria.

Además, ha criticado que el ataque ha tenido lugar apenas dos días después de que millones de sirios acudieran a las urnas para elegir a los 250 miembros del nuevo Parlamento, en los primeros comicios legislativos que celebra el país bajo el régimen multipartidista establecido por la nueva Constitución.

Si bien, el BASP ha considerado que el hecho de que los grupos terroristas hayan tenido que llevar a cabo este doble atentado pone de manifiesto que no han conseguido su objetivo: "derrotar al pueblo sirio y las aspiraciones democráticas que representa el paquete de reformas" del Gobierno.

En este contexto, el BASP ha reiterado su compromiso de enfrentar el terrorismo y la determinación de las autoridades "para perseguir a los terroristas y a todos los implicados en el derramamiento de sangre siria".

COMPLICIDAD DE PAÍSES MUSULMANES

Horas antes de que se produjera el doble atentado en Damasco, el embajador de Siria en Naciones Unidas, Bashar al Jaafari, instó a los gobiernos de Qatar, Arabia Saudí y Turquía a dejar de apoyar a los grupos armados que operan en territorio sirio.

"Necesitamos que el gobierno qatarí, el saudí y el turco dejen de instigar la violencia y dejen de financiar a los grupos armados que atacan a la población civil y a las fuerzas de seguridad", dijo Al Jaafari.

En concreto, señaló que "Turquía patrocina y da refugio a los grupos terroristas y a los desertores de las Fuerzas Armadas que se infiltran a través de la frontera común para cometer crímenes en Siria".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies