El tribunal especial para Kosovo está listo para las primeras imputaciones

Ekaterina Trendafilova, presidenta del tribunal especial para Kosovo
REUTERS / HAZIR REKA
Publicado 24/11/2017 14:43:51CET

PRÍSTINA (KOSOVO), 24 Nov. (Reuters/EP) -

Un tribunal especial formado por jueces y fiscales internacionales establecido para enjuiciar los crímenes de guerra que la población serbia sufrió durante la guerra de Kosovo --que tuvo lugar entre 1998 y 1999-- por parte de ciudadanos albaneses está listo y "plenamente operativo", según ha anunciado su presidenta este jueves.

La presidenta búlgara de este nuevo tribunal, Ekaterina Trendafilova, ha asegurado que la institución está "plenamente operativa", aunque ha señalado que desconoce la fecha en la que tendrá lugar el primer juicio.

El tribunal, que tiene potestad para condenar o llamar a declarar como testigos a actuales miembros del Gobierno de Prístina, fusionará bajo las leyes de Kosovo, aunque operará desde Países Bajos para evitar el riesgo de que los testigos sufran intimidación y la corrupción judicial que existe en Kosovo.

Este tribunal especial se ha creado en La Haya ante la presión ejercida por Estados Unidos y la Unión Europea contra el Gobierno de Kosovo para que enfrente las acusaciones por las atrocidades cometidas durante la guerra.

El Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) se enfrentó al presidente serbio, Slobodan Milosevic, y con la ayuda aérea de la OTAN impidió la muerte y expulsión de miles de civiles albaneses de Kosovo, en el marco de la campaña de insurgencia que se produjo.

Kosovo, que cuanta con un 90 por ciento de población albanesa, declaró su independencia de Serbia en 2008 y ha sido reconocido por más de 110 estados, pero no por Serbia ni por Rusia.

El disuelto ELK, cuyos ex integrantes componen actualmente la elite política de Kosovo, ha estado perseguido durante años por acusaciones que señalan que el grupo vendió en el mercado negro los órganos de los prisioneros serbios a los que tenían cautivos.

NO HABRÁ INMUNIDAD

"No habrá inmunidad para nadie, independientemente de su posición. La amnistía tampoco será aplicable", ha declarado, al tiempo que ha explicado que el tribunal se encargará de hacer frente a la "responsabilidad criminal individual" y no a aquella cometida por organizaciones, grupos o alguna "identidad étnica".

Los medios locales y los analistas han advertido de que algunas de las principales autoridades de Kosovo, que formaron parte del ELK, podrían enfrentarse a acusaciones formales o ser llamados como testigos.

Un informe realizado en 2011 para el Consejo de Europa responsabilizó a los líderes de Kosovo --principalmente a su actual presidente, Hashim Thaci-- de los crímenes cometidos contra los serbios, entre los que se incluye la venta ilegal de órganos de los prisioneros de guerra. Thaci ha negado estas acusaciones.

El Tribunal Penal Internacional para ex Yugoslavia (TPIY), creado en La Haya en 1993, dejará de funcionar el 31 de diciembre, después de que este miércoles condenara a cadena perpetua por genocidio y crímenes contra la humanidad al exlíder militar del Ejército serbobosnio Ratko Mladic. El TPIY, encargado de juzgar los crímenes perpetrados en las repúblicas de la antigua Yugoslavia, ha condenado a un total de 161 personas.