El 40% de los cánceres en España se podrían prevenir, según la AECC

Isabel Oriol, presidenta de la AECC
CEDIDA
Actualizado 29/09/2010 17:51:55 CET

La Asociación pide a la ciudadanía que no tenga miedo a acudir al médico, dado que el diagnóstico precoz es "lo mejor" que le puede pasar a una persona

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El 40 por ciento de los casos de cáncer que se producen en España se podrían prevenir y el 30 por ciento de las muertes por cáncer en nuestro país se podrían evitar si no existiera el tabaco, de ahí la importancia de incidir en la educación de hábitos saludables, sobre todo en los más pequeños, para prevenir esta enfermedad que afecta cada año a millones de personas en todo el mundo.

Así lo ha aseverado a Europa Press la presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), Isabel Oriol, quien visitará este jueves la isla de Tenerife con motivo del Acto Institucional de entrega de Ayudas a la Investigación Oncológica y Galardones 'V de Vida' AECC 2010 que, bajo la presidencia de Su Alteza Real la Princesa de Asturias, tendrá lugar en el Auditorio de Tenerife.

Isabel Oriol ha advertido que los hábitos de vida de las personas van a influir "de forma determinante" en su salud, siendo la obesidad un factor de riesgo importante en el desarrollo de algunos tipos de cáncer, de ahí que haya considerado "fundamental" el control de esta enfermedad, especialmente en los jóvenes, para que no aumente la incidencia de algunos cánceres cuando sean mayores, como pueden ser el cáncer de mama o de colon.

En este sentido, la presidenta de la AECC ha señalado que casi la mitad de los casos de cáncer que se producen en España se podrían prevenir, pero para ello es necesario inculcar en la ciudadanía hábitos de vida saludable, practicar ejercicio físico, mantener una alimentación variada y, por supuesto, evitar factores de riesgo como pueden ser el tabaco, "la primera causa de muerte evitable en el mundo, por encima incluso de las guerras", remarcó.

Para contribuir a esta labor, ha explicado Oriol, la Asociación nació hace ya 57 años ante una realidad en la que los enfermos de cáncer carecían de algún tipo de soporte o atención, y empezando por cuestiones tan básicas como procurar tratamiento o traer las primeras bombas de cobalto a España. Desde entonces, la sanidad española se ha ido desarrollando y la AECC se ha ido convirtiendo en "una punta de lanza, abriendo brecha por donde se necesitaba en ese momento". Fue aquí cuando algunas cuestiones asistenciales de la Asociación se fueron traspasando a la sanidad pública, quedando libres otras cuestiones como la asistencia, la atención psicosocial, la puesta en marcha de unidades de cuidados paliativos a domicilio, entre otros programas llevados a cabo por la AECC.

En pleno siglo XXI, la Asociación Española Contra el Cáncer, ha indicado su presidenta, "ha hecho una nueva reflexión y ha querido centrar sus esfuerzos en unas líneas muy claras donde todavía queda mucho por avanzar, que es la concienciación y la prevención". En este sentido, ha admitido que "queda mucho trabajo por hacer; para concienciar a toda la población de lo importante que es su salud".

Para ello, Isabel Oriol ha resaltado que la investigación científica también adquiere un papel fundamental, ya que una vez aplicadas todas las estrategias de prevención, detección precoz e información es "la única que podrá romper el techo de supervivencia --que de por sí ya es alto--, de ahí que la AECC esté decididamente apostando por la investigación y financiando muchísimos recursos".

ESTAR CERCA DEL ENFERMO

Si por algo se caracteriza la Asociación Española Contra el Cáncer es por estar siempre cerca del enfermo y de sus familias. Es más, la presidenta de la AECC hizo hincapié en que apoyarle y acompañarle desde el primer momento del diagnóstico y durante todo el proceso de la enfermedad es fundamental, dado que el cáncer es una afección que no se puede tratar sólo de forma médica, sino que hay que hacer un abordaje global y multidisciplinar, donde haya una atención familiar, emocional, laboral, social y económica, aspectos que también hay que abordar para dar una atención de calidad requerida por los enfermos de cáncer y sus familiares.

No obstante, si bien hay personas que llegan a enfrentarse al cáncer, hay muchas otras que huyen de lo que es una realidad por temor a esta enfermedad, un hecho que, según Isabel Oriol, está relacionado con el "estigma" que todavía parece el cáncer. Es más, hizo saber que todavía "hay mucha gente que no la nombra, e incluso hay medios donde se habla de 'la enfermedad' o no se le mira a la cara, lo que supone un flaco favor para su control".

"A esas personas que tienen miedo --agregó la presidenta de la AECC-- habría que decirles que no tuvieran miedo; al revés, cuanto antes se detecte el cáncer --como puede ser un cáncer de mama-- es lo mejor que le puede pasar a una persona". Es por ello por lo que pidió a la ciudadanía que no tenga miedo y acuda al médico, dado que hay muchísimas personas que superan una enfermedad que, afortunadamente, ya no es sinónimo de muerte. De hecho, el 75 por ciento de los voluntarios de la AECC son supervivientes del cáncer, personas "llenas de alegría y de vida que están dando un testimonio de que sí se puede superar esta enfermedad".

Asimismo, este organismo cuenta en la actualidad con el soporte de miles de socios, la colaboración de 15.000 voluntarios y el trabajo de cientos de profesionales, que desarrollan su labor por todo el país para prestar su apoyo a los enfermos de cáncer.

En ese acercamiento al enfermo, Isabel Oriol ha incidido en que siempre "hay que respetar su proceso y la forma de afrontar su propia enfermedad". En este sentido, lo que hace la AECC es "ofrecer su ayuda, decirle al enfermo que está a su lado, ofrecer apoyo y orientación, y que hay muchas personas --que son la mayoría de los voluntarios-- que son supervivientes del cáncer y que pueden ayudar al enfermo con sus testimonios".

Precisamente por ello, concluyó Oriol, es por lo que hay personas que requieren los servicios que presta la Asociación, aunque también es verdad que hay otras que prefieren mantener su intimidad e, incluso, hay otras personas que no saben que existen todas estas ayudas. De ahí que haya resaltado "la importancia de llegar a la gente, de que todo el mundo sepa que la AECC está ahí, de que está a su lado físicamente, a través de su web o del teléfono 900 100 036, de manera que hay muchas maneras de contactar con la Asociación y de que sepan que no están solos, ni ellos ni sus familiares".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies