Augusto Saldaña, el médico residente que usa sus dibujos para que el paciente entienda mejor su enfermedad

Dibujo de Augusto Saldaña
CEDIDO POR SOCAMFYC
Publicado 11/06/2017 14:42:52CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Augusto Saldaña, un joven de origen peruano que realiza la residencia de medicina en el Hospital de Requena (Valencia) y que se ha hecho popular entre los residentes de España y Latinoaméreica por su blog lachuletadeosler.com, ha participado en el Congreso de la Sociedad Canaria de Medicina de Familia y Comunitaria (SOCAMFYC) para explicar cómo los dibujos ayudan al paciente a entender su enfermedad.

En este sentido, comenzó colgando las ilustraciones que creaba a modo de apuntes para preparar sus exámenes con afán de colaborar con otros estudiantes que compartían sus conocimientos para ayudarse unos a otros, según informa la organización de la cita que se ha celebrado este fin de semana en Las Palmas de Gran Canaria.

Realizados al más puro estilo del cómic, sus trabajos pasan hoy de residente a residente y son utilizados para estudiar de manera amena cualquier materia, desde patologías psiquiátricas, sus preferidas, a la descripción de todas las partes de un órgano.

EL DIBUJO COMO VÍA DE COMPRENSIÓN

Saldaña expuso durante una conferencia llamada 'Arte y Medicina' las bondades de usar el dibujo en la consulta para mejorar el entendimiento de los pacientes en Atención Primaria.

"A veces a los médicos nos causa mucha insatisfacción asumir que el paciente no ha entendido la explicación de lo que le ocurre", sostuvo para añadir que el uso de dibujos puede contribuir a que el paciente asuma realmente el proceso que está experimentando y, así, "ir más allá de simplemente obedecer la instrucción del médico".

Además, subrayó que la salud es responsabilidad del paciente en la medida de que el médico da instrucciones pero es el paciente el que adopta la decisión final de tomar la medicación o adoptar las recomendaciones que se le hacen.

"El problema es cuando los médicos subestimamos al paciente, y damos por hecho que algo difícil de explicar será imposible de entender. Es por eso que el uso de dibujos viene de maravilla. Va tan bien que los pacientes me piden si se pueden llevar el dibujo, porque con él serán capaces de explicarle a sus familiares su problema de salud. No hay que invertir mucho tiempo, a veces con unos simples trazos vale", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies