Aumenta en un 725% el número de plazas para atender a jóvenes que cumplen medidas judiciales en Canarias

 

Aumenta en un 725% el número de plazas para atender a jóvenes que cumplen medidas judiciales en Canarias

Actualizado 17/06/2009 17:15:44 CET

El número de chicos que deben cumplir alguna medida se reduce un 70%, pasando en los dos últimos años de 427 jóvenes en régimen de internamiento a 160

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La red de recursos para el cumplimiento de medidas judiciales para los jóvenes infractores se ha incrementado en un 725 por ciento, en relación a los objetivos prefijados en el Plan Integral del Menor de Canarias que establecían el desarrollo cuantitativo y cualitativo de los recursos para la atención integral del menor.

La consejera de Bienestar Social, Juventud y Vivienda del Gobierno regional, Inés Rojas, afirmó en un comunicado que "con estas plazas, Canarias completa la red de recursos para atender a los chicos que cumplen medidas dictadas por un juez tanto en régimen de internamiento cerrado y semiabierto como en medio abierto, cubriendo todo el abanico de plazas destinadas a cubrir las necesidades de libertad vigilada, prestaciones en beneficio de la comunidad, participación en tareas socio-educativas, tratamiento ambulatorio, centros de día, centros de inserción juvenil y arrestos de fin de semana".

La puesta en marcha de esta red de recursos ha permitido que el número de chicos que deben cumplir alguna medida judicial en centros de internamiento se haya reducido en un 70 por ciento, pasando en los dos últimos años de 427 jóvenes en régimen de internamiento a 160.

PROGRAMAS DE INSERCIÓN

Un total de 224 jóvenes que cumplen medidas judiciales en el archipiélago han participado en los diferentes programas de inserción laboral que se llevan a cabo en los centros de las Islas, explicó Rojas.

Para la responsable de Bienestar Social, "este dato resulta totalmente positivo ya que el acceso al empleo significa el primer paso para la normalización de estos jóvenes y un medio para garantizar su reinserción en la sociedad".

De esta forma, gracias a estos programas, de estos chicos, un total de 27 jóvenes han accedido a contrato laboral durante el primer semestre del año, y otros 16 han realizado prácticas en empresas, "algo muy positivo ya que supone el paso previo a su incorporación al mercado laboral".

Asimismo, otros 71 jóvenes han participado el Programa de Cualificación Inicial (PCI), dirigido a jóvenes de edades comprendidas entre los 16 y 25 años sin cualificación profesional previa, sin estudios finalizados de enseñanza obligatoria y escasas expectativas laborales, con el objetivo de proporcionales una salida laboral con una formación completamente adaptada a la normativa sobre Cualificaciones y Formación Profesional.

De esta forma, estos jóvenes han obtenido, entre otras, formación como manipuladores de alimentos así como en cocina, jefe de sala y camarero, "lo que resulta de suma importancia puesto que constituye una formación importante ya que a través de estos cursos los jóvenes adquieren una formación prelaboral básica que facilitará su incorporación futura al mercado de trabajo".

FORMACIÓN OCUPACIONAL

Igualmente, un total de 110 jóvenes participan actualmente en los diferentes talleres de formación ocupacional que se imparten en los centros de Medidas Judiciales del Archipiélago, y que incluyen, entre otras, las especialidades de carpintería, microinformática, mantenimiento de edificios, cocina y tapicería.

El programa de Inserción Laboral que se lleva a cabo en los centros para jóvenes que cumplen medidas judiciales incluye el desarrollo de diferentes acciones de formación, orientación y mediación laboral mediante la participación de estos jóvenes en talleres de formación pre-laboral, escuelas taller y talleres de empleo, cursos de formación especializada a través del Servicio Canario de Empleo o itinerarios personalizados de formación laboral básica.

Tiene como objetivo mejorar la empleabilidad de los jóvenes que cumplen medidas, reforzando sus capacidades, y favoreciendo su autonomía así como dotándolos de los recursos necesarios para lograr su integración sociolaboral, mediante el desarrollo de itinerarios personalizados de inserción.

Estas actuaciones se enmarcan dentro del acuerdo de colaboración establecido entre las Consejerías de Bienestar Social y de Empleo dirigido a garantizar el desarrollo de programas y actuaciones que contribuyan a su inserción sociolaboral de estos jóvenes durante el período de tiempo correspondiente a la ejecución de las medidas adoptadas por los órganos judiciales.

Además, gracias a este acuerdo de colaboración, los jóvenes que realizan prácticas en empresas verán reconocidas las competencias profesionales adquiridas mediante acreditación oficial, que será expedida por el Servicio Canario de Empleo.

TUTORÍAS EDUCATIVAS

A estos recursos se suman los desarrollados en los diferentes centros con el fin de potenciar y garantizar la formación reglada de estos jóvenes. De esta forma, y en colaboración con la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, está ya consolidado el Programa de Tutorías de Jóvenes, con el fin de dotar a los centros para jóvenes que cumplen medidas judiciales la posibilidad de acceder a la formación reglada.

De hecho, un total de 213 jóvenes han participado en el programa Tutoría de Jóvenes en el curso 2008-2009, consistente en la impartición de enseñanza reglada en los centros, que permitirá que estos jóvenes obtener una titulación.

El programa de Tutorías de Jóvenes incluye Formación Básica, a través del cual se imparten las asignaturas de matemáticas, lengua, conocimiento del medio e inglés; un programa de Formación Ocupacional, que permite la formación en las especialidades de mantenimiento de edificios, jardinería, mecánica, carpintería y cocina, y por último, un programa de Formación Transversal, que incluye programas de habilidades sociales, cognitivas y personales; educación para la salud; prevención de toxicomanías; deportes y ocio y tiempo libre.

En cuanto a los jóvenes mayores de 18 años, se encuentran matriculados recibiendo clases en los propios centros de internamiento por parte del personal docente de la Consejería de Educación y por parte del personal educativo de los centros, lo que les permite acceder a una titulación académica en función de los estudios cursados.

"Se trata, por tanto, de una extensa labor que se complementa con las labores de refuerzo educativo que realiza el personal educativo de los centros de internamiento tanto respecto a los menores y jóvenes que pueden asistir a los centros educativos externos como a quienes reciben sus clases en el propio centro de internamiento", concluyó la consejera autónoma.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies