Las microalgas, un fenómeno natural al que 'habrá que acostumbrarse'

 

Las microalgas, un fenómeno natural al que 'habrá que acostumbrarse'

Playa con microalgas
CEDIDA
Actualizado 16/08/2017 16:09:33 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha insistido en que la proliferación masiva (blooms) de cianobacterias (más conocidas como microalgas) en las costas de Tenerife es debido a un fenómeno natural climatológico y oceanográfico al que los canarios "tendremos que acostumbrarnos" y que no tiene ninguna vinculación con los vertidos de aguas residuales ni es responsable del aumento de casos de Hepatitis A.

Así lo han asegurado el director general de Salud Pública y la directora general de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Canarias, José Juan Alemán y Susa Armas, que han dado una rueda de prensa para abordar desde un punto de vista técnico y científico el fenómeno de las microalgas y la calidad de las aguas del litoral de las islas.

Ambos han estado acompañados por María Luisa Pita, jefa de servicio de Sanidad Ambiental; Ester Fierro, coordinadora del Programa de Playas; Rogelio Herrera, doctor en Ciencias del Mar y técnico del departamento de Biodiversidad de la Consejería de Medio Ambiente, así como por Emilio Soler, taxónomo y experto del Banco Español de Algas, acreditado por el Instituto Universitario de Oceanografía y Cambio Global (IOCAG).

En su intervención, el director general de Salud Pública ha explicado que la proliferación de estas microalgas (cuyo nombre científico es Trichodesmium erythraeum) es un fenómeno natural en la dinámica de los ecosistemas marinos cuya floración obedece a la confluencia de tres factores: al aumento de la temperatura del agua del mar, a la calma de las mareas y a la calima.

Asimismo, ha aclarado que el contacto con estas cianobacterias puede provocar una leve irritación ocasional de la piel (dermatitis), de ahí que se aconseje evitar bañarse en aquellas zonas ocupadas por las manchas de microalgas, pudiendo utilizarse el resto. En cualquier caso, apuntó que desde que se originó este fenómeno, hace más de cincuenta días, se ha constatado que en el sistema sanitario público los casos de afecciones de la piel están dentro de lo esperado en esta época del año y no se han detectado efectos para la salud de la población asociados a este evento.

En relación a la aparición de grandes manchas de microalgas en las zonas de baño, el director general cree que se ha introducido en el debate público una serie de factores de "confusión" que han dado lugar a una "sensación de riesgo" que desde el punto de vista sanitario es "desproporcionado y carece de justificación", y quiso trasladar una vez más a la población que la calidad sanitaria de las playas de Canarias es "excelente". De hecho, precisó que de las 175 playas censadas en el archipiélago, en el 98,2% la calidad es 'excelente' y en el 0,9% es 'buena'.

Por otro lado, Juan José Alemán ha hecho hincapié en que tampoco existe relación entre este fenómeno y el mayor número de casos de Hepatitis A, cuyo modo más frecuente de transmisión sigue siendo la de persona a persona vía fecal oral, a través de manos sucias y contacto físico con la persona infectada.

Por su parte, la directora general de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Canarias, Susa Armas, ha apuntado que las actuales evidencias científicas establecidas por la comunidad de expertos en la materia no asocian el desarrollo de las cianobacterias con el vertido de aguas residuales.

En este sentido, ha aclarado que a lo largo del tiempo ha habido más episodios de microalgas, como los registrados en 2004 y 2011, que desvinculan este fenómeno con los vertidos y añadió que desde hace varios años hay técnicos trabajando en distintos proyectos relacionados con este tema. En cualquier caso, reconoció que en las islas hay más de 1.500 kilómetros de costa y la mayor parte de las aguas residuales van a parar directamente al mar.

Según María Luisa Pita, jefa de servicio de Sanidad Ambiental, el principal problema a la hora de informar a la población acerca de este fenómeno es que no se puede prever dónde aparecerán las manchas de microalgas, dado que la ausencia de viento hace que estén bordeando la costa permanentemente. Además, advierte que seguirán apareciendo mientras no cambien las condiciones climatológicas, por lo que la población "se tendrá que acostumbrar" a un fenómeno que en Canarias será "cada vez más frecuente".

FÓSFORO Y HIERRO.

Emilio Soler, taxónomo y experto del Banco Español de Algas, acreditado por el Instituto Universitario de Oceanografía y Cambio Global (IOCAG), explicó que estas cianobacterias se 'alimentan' principalmente de fósforo y hierro que aporta el polvo sahariano que llega a las islas gracias al viento. Otros factores que también contribuyen a la proliferación de las microalgas son la estabilización de la columna de agua, las altas temperaturas y la alta irradiación.

Soler subrayó que este año está siendo "inusualmente anómalo" respecto a la llegada de calima, a la estabilización de la columna de agua y, sobre todo, a los episodios de calor, fenómenos que se repitieron en el año 2004, cuando el Banco Español de Algas, junto a otros grupos de investigación, publicó el primer artículo que evidenciaba la presencia de estas manchas en Canarias. En 2011 hubo otro evento que afectó a la provincia oriental y ahora, en 2017, se está repitiendo un evento que empezó en El Hierro, después en el suroeste de La Gomera y La Palma y finalmente en Tenerife, donde ha sido muy patente la aparición de manchas, y suroeste de Gran Canaria.

Al igual que el resto, Emilio Soler también desvinculó la proliferación de estas cianobacterias con los vertidos de aguas residuales, pues sólo fija nitrógeno atmosférico y ningún otro, y aclaró que no están en el listado de especies nocivas de microalgas y cianobacterias que da la Unesco y, por tanto, no figura como especie tóxica. No obstante, sí es una especie que produce amonio, un elemento irritante que al entrar en contacto con la piel puede producir en la mayoría de los casos una irritación, de ahí que insista en evitar el contacto con las manchas.

Preguntado por un estudio publicado en una revista filial de 'Nature' que concluye que el vertido de aguas residuales sin tratar causó una floración masiva de la misma microalga en Israel, Soler reconoció que en la mayoría de los casos los crecimientos algales tienen relación directa con estos vertidos, pero remarcó que en el caso de Canarias la comunidad científica coincide en que no tiene relación. Es más, apuntó que los propios autores del artículo admiten que sus resultados no son concluyentes.

A este respecto, Rogelio Herrera, doctor en Ciencias del Mar y técnico del departamento de Biodiversidad de la Consejería de Medio Ambiente, matizó que las floraciones de esta especie suceden en aguas abiertas y no están vinculadas a la costa, y afirmó que en estos momentos hay un "gran bloom" de Trichodesmium al sur de Canarias favorecido por las condiciones climáticas, y afectan tanto a zonas con o sin vertidos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies