Santa Cruz rinde homenaje a los carnavaleros con la apertura de la Casa del Carnaval

Casa del Carnaval
EUROPA PRESS
Casa del Carnaval Casa del Carnaval Casa del Carnaval Casa del Carnaval Casa del Carnaval Casa del Carnaval Casa del Carnaval Casa del Carnaval Casa del Carnaval
Publicado 28/06/2017 15:13:53CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Casa del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife abre hoy miércoles sus puertas al mundo con la intención de dar testimonio y difusión estable de la fiesta más importante de la ciudad, única en Canarias declarada de Interés Turístico Internacional, por lo que a partir de ahora habrá un espacio de la capital donde se respire Carnaval durante todo el año.

El edificio, ubicado en el parque del barranco de Santos, dispone de 1.502 metros cuadrados y permitirá realzar todos los elementos y cualidades que hacen única a la fiesta chicharrera, con una doble vertiente de servicio público y vehículo para la promoción turística.

Tras realizar una visita a este espacio, el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, ha destacado que hoy se cumple "un sueño de todos los que sienten profundamente el Carnaval, porque se inicia un camino que tiene que ver con la conservación del patrimonio de Santa Cruz, su divulgación y su promoción turística".

José Manuel Bermúdez afirmó que este edificio está dedicado a todas aquellas personas que han hecho "grande" el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, y añadió que se ha hecho pensando "en todos aquellos que han estado y que ya no están y en los que siguen estando y estarán porque aquí van a pasar muchas cosas que tienen que ver con el futuro, el pasado y el presente del Carnaval".

El alcalde espera que este espacio "guste, sea muy visitado y que, con el paso del tiempo, la gente le coja cariño". Remarcó, además, que va a ser uno de los puntos más importantes y de visita obligada de Santa Cruz, pues "va a venir mucha gente que quiere conocer o saber más de nuestro Carnaval".

"Santa Cruz salda, de esta manera, una deuda con su Carnaval y hace justicia con la dimensión de la fiesta, de la que da idea no sólo la masiva participación popular, sino los ingresos económicos directos y de promoción turística de la capital, apostilló.

Por su parte, el concejal de Infraestructuras, José Alberto Díaz Estébanez, resaltó que la apertura de la Casa del Carnaval se produce tras "muchos meses de trabajo previo" que han permitido que este edificio ya sea "realidad". Asimismo, expresó su deseo de que este espacio no se convierta en un "almacén", sino en un lugar "interactivo" en el que tendrán un especial protagonismo todos los grupos del Carnaval.

El edil indicó, también, que el proyecto ha costado 1,1 millones de euros y se podrá ampliar en un futuro, pues se puede añadir un segundo piso o ampliar una zona anexa de más de mil metros cuadrados.

El concejal de Promoción Económica, Alfonso Cabello, comentó que la Casa del Carnaval se concibe como un recurso que permite deslocalizar los ingresos que genera esta fiesta. Avanzó, además, que albergará un punto de información turística que formará parte de la Red Infoten, así como una parada del bus-turístico, que estará operativa a finales de septiembre o principios de octubre.

La Casa del Carnaval cuenta con cuatro áreas definidas. La sala permanente se presenta con un túnel de bienvenida que sirve de introducción a la exposición, un espacio sensorial con luces de colores y sonidos del Carnaval. Las serpentinas de colores invaden el espacio central de la sala, en la que resultan ocho módulos independientes. Cada uno contendrá en su interior una pantalla con opción múltiple idiomática y uso de recursos audiovisuales.

La proyección cambiante de los carteles del Carnaval tapizará una de las paredes de la exposición, creando un mural dinámico y de fácil actualización. Seguirá un videowall con proyecciones sobre el Carnaval que conferirá un gran impacto visual y movimiento a la exposición. En este espacio se sitúan los confetis: asientos de colores y tamaños diferentes.

Seguirá un espacio didáctico e interactivo, en el que visitantes y escolares podrán probar disfraces, caretas y pelucas, y tocar los instrumentos musicales, experimentando así el Carnaval en primera persona. Seguirá un escaparate con los disfraces y objetos más representativos del Carnaval, que podrá actualizarse con frecuencia.

La pieza central será el traje de la Reina del Carnaval, que irá colocado en el hall del edificio, recibirá a los visitantes y servirá de reclamo desde el exterior. Cada año se exhibirá el traje ganador.

La exposición permanente está dotada de un equipamiento lo suficientemente flexible como para poder acoger colecciones y contenidos de distinta tipología, fondos documentales y recursos multimedia. Si bien será cambiante, la pieza central será el traje de la Reina del Carnaval, que irá variando año a año.

SALA POLIVALENTE Y CENTRO DE DOCUMENTACIÓN.

Un segundo espacio es la Sala polivalente, que facilitará la organización de exposiciones temporales, conferencias, presentaciones de libros, charlas o seminarios. Incluso su espacio exterior permitirá programar actividades a través de un escenario desmontable al aire libre, que acogerá actuaciones, conciertos, presentaciones de disfraces, entre otros eventos.

Aunque por concepto estará siempre en continua renovación, albergará una exposición permanente con elementos especialmente simbólicos de la fiesta, como el primer cartel anunciador --obra del pintor Juan Galarza--, o el bastón de mando utilizado a modo de batuta por el director de la Ni Fú-Ni Fá, el recordado Enrique González.

En este espacio también se podrán ver la maleta que se llevó Manuel Monzón, considerado el padre de las comparsas, al emigrar a Venezuela, donde se impregnó de los ritmos latinos que le sirvieron más tarde para fundar la Comparsa Los Rumberos; algunos de los trajes de las Reinas del Carnaval, el más antiguo de 1979; imágenes de la visita de la banda U2 al Carnaval en el año 1991, o del concierto de Celia Cruz en 1987, que hizo que Santa Cruz entrase en el Libro Guiness de los Récords.

Por tanto, se concibe como una tarjeta de presentación de la fiesta y un lugar de exposición de sus valores patrimoniales, además de un punto de encuentro para los grupos carnavaleros y un instrumento de promoción turística, todo con un carácter altamente interactivo.

El tercer espacio es el Centro para la Documentación y Conservación del Patrimonio del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, que recogerá el legado histórico, artístico y sentimental de la fiesta, y que permitirá la recepción, investigación y archivo de material documental y audiovisual.

Concebido como un espacio de aprendizaje activo, permitirá impulsar actividades didácticas y dispondrá de un área dedicada a programar talleres y actividades variadas, dirigido tanto a escolares como a adultos, a modo de formación de arte y oficios del Carnaval.

Este espacio está dirigido, especialmente, a expertos, periodistas, estudiantes e investigadores, y permitirá la catalogación de fondos que estarán digitalizados. El último espacio es la cafetería, pendiente de concesión, y la tienda.

La Casa del Carnaval podrá ser visitada desde este lunes con carácter gratuito hasta septiembre, todos los días de la semana, de 09.00 a 19.00 horas. El Ayuntamiento ha trabajado, además, con Sinpromi para garantizar la accesibilidad de todo el contenido, que se irá adaptando progresivamente.

En cualquier caso, aquellos que lo precisen podrán hacer uso de un servicio de guía personal para disfrutar de una visita accesible. A partir del mes de septiembre se cobrará la entrada. Los residentes tendrán que pagar un precio simbólico de 1 euro y los no residentes, unos 2,5 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies