El 62,4% de hogares madrileños tienen dificultad para llegar a fin de mes, aunque se prevé que sus rentas mejoren

Nota Y Fotos: Las Familias De La Comunidad De Madrid Se Encuentran Ya En Niveles
COMUNIDAD DE MADRID
Actualizado 12/03/2018 17:47:25 CET

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El 62,4 por ciento de los hogares madrileños declaraban tener alguna dificultad para llegar a fin de mes en 2014, una tasa que se ha reducido en un 5,8 por ciento en 2016, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Consejería de Políticas Sociales y Familia.

   Este lunes se ha presentado el estudio 'Análisis de la situación de las Familias de la Comunidad de Madrid' que recoge datos de entre 2014 y 2016, en el que se pone de manifiesto que las rentas de las familias madrileñas han aumentado.

   Dicho estudio, dirigido por Mª Teresa López López, del grupo de investigación de la Universidad Complutense de Madrid, ha sido presentado este lunes también por el consejero de Políticas sociales y Familia, Carlos Izquierdo.

   Así, el informe recoge que la población residente en la según los últimos datos disponibles del padrón municipal a 1 de enero de 2016, era de casi 6,5 millones de habitantes, lo que supone un 27,01 por ciento más que hace dos décadas. Aunque entre 2012 y 2015 se registró una caída perdiéndose en tres años algo más de 61.000 habitantes, a partir de 2016 se registra de nuevo un incremento de población, que deja en cifras levemente superiores a las de 2010.

   El análisis de la distribución de las personas residentes en la región por la composición de los hogares en 2016, muestra que de los 6,3 millones de residentes el 40,14 por ciento vivían en pareja sin hijos (2,5 millones), seguidos por el 31,58 por ciento de hijos que residían con su padre y madre (2 millones), y por el 10,29 por ciento de personas que vivían solas (más de 655 millones).

   El 7,57 por ciento del total de residentes lo hacían en pareja y con algún hijo. Entre 2013 y 2016, el mayor incremento de población en términos absolutos se dio en los hijos que conviven con su padre o madre y en las personas que viven solas.

   Entre 2009 y 2015 se registra una caída en los ingresos medios por hogar, que ha supuesto una pérdida de algo más de 5 millones euros, lo que implica una caída de algo más del 14 por ciento. Este descenso es ligeramente superior al experimentado por la renta media anual del total nacional, tanto en términos relativos como absolutos, aunque se ha de tener en cuenta que tanto el nivel de partida como el actual de renta media anual por hogar es superior en la región.

   Sin embargo, entre 2015 y 2016 se observa una "ligera recuperación" en el nivel de renta media anual por hogar. En la Comunidad ésta se ha incrementado en un 0,41 por ciento, situándose en 2016 en 31.370 euros, y a nivel nacional, lo ha hecho en un 2,45 por ciento situándose en 26.730 euros.

   En este sentido, el estudio recoge el mejor funcionamiento del mercado de trabajo que muestran los datos de la Encuesta de Población Activa durante 2016, recogidos en este diagnóstico, que permite estimar que los hogares madrileños podrán disponen de mayores rentas en 2017.

   Así, en términos generales, si se comparan los datos de renta media anual por hogar de 2016 con los de 2013, se observa una mayor caída en la renta media de los hogares de la región (1.262 euros menos), que aquella que se ha producido a nivel nacional (45 euros menos).

   Cuando se analizan estos datos por tipo de hogar, se comprueba, según el estudio, que en la mayoría de los hogares se ha producido es un incremento de la renta media anual: incluso en las familias monoparentales, se registra un incremento de más de 1.800 euros; en el caso de las familias nucleares con 1 niño dependiente, éste ha sido de más de 1.600 euros; en el de las nucleares con 2 niños, de más de 2.300 euros; y en el caso de las familias numerosas, se registra un incremento de más de 10 mil euros anuales. Es en los otros hogares con niños dependientes en donde se registra una caída de más de 3.700 euros.

   Los datos por tipo de hogar y número de hijos indican que son los hogares monoparentales los que registran un menor nivel de renta tanto para la Comunidad (22.548 euros en 2016) como a nivel nacional (19.919 euros). Por otra parte, el gasto medio por hogar presenta una caída continuada desde el año 2008 hasta el 2014, situándose dicho consumo en 31.456 euros en 2014, es decir, algo más de 6 millones euros menos que en 2008.

   Según el estudio, la crisis ha dejado sentir sus efectos sobre la economía de las familias madrileñas, pero comienzan a observarse signos de la "recuperación económica", pues la tasa de variación anual del gasto medio por hogar apunta que la pérdida de renta está amortiguándose: mientras que en 2013 se registró una caída del 6,38 por ciento con respecto al año inmediatamente anterior, en 2016 se ha registrado un aumento de 3,65 por ciento.

   Así, atendiendo a la generación a la que pertenece el sustentador principal, se comprueba que dicho gasto ha disminuido en todos los casos en la última década, excepto cuando se trata de hogares cuyo sustentador principal pertenece a la generación de mayores, es decir de 65 o más años, mayoritariamente jubilados.

    En el último año se observa un incremento del gasto medio en casi todos los hogares, salvo en los unipersonales y en los monoparentales en los que el sustentador principal es una mujer, en los que el nivel medio de gasto se ha reducido en 1,23 y 0,47 por ciento respectivamente.

   En cuanto a los hogares con menores que se encuentran en riesgo de pobreza, si de acuerdo a los últimos datos disponibles para 2016, dicho umbral se situaba en 15.670 euros anuales para la región, el 16,92 por ciento de todos los hogares habían registrado en 2015 un nivel de renta inferior al umbral de pobreza. Esto supone casi 4 puntos menos que a nivel nacional, en donde la tasa de pobreza alcanzó niveles de 20,72 por ciento.

   Los hogares que mayores tasas de riesgo de pobreza presentan en 2016 en la autonomía son aquellos con 3 o más menores dependientes (28,62 por ciento), los monoparentales (24,36 por ciento) y otros hogares con menores (27,74 por ciento).

   Así más de una de cada 4 familias numerosas tienen ingresos inferiores a 18.504 euros anuales, y casi uno de cada 4 hogares monoparentales en la Comunidad tienen rentas inferiores a los 10.270 euros anuales.

   Si bien el porcentaje de hogares que se encuentran por debajo del riesgo de pobreza ha aumentado en todos los casos desde 2013, los mayores incrementos se registran en las familias numerosas (si en 2013 el 25,3 se encontraban por debajo del umbral de riesgo de pobreza, en 2016 este porcentaje se había elevado en más de 4 puntos, superando el 28 por ciento).