CCOO critica que Educación se gaste 136.372 euros para hacer "un ranking" con la Prueba de Conocimientos de Primaria

Prueba CDI
COMUNIDAD DE MADRID
Actualizado 09/05/2012 18:52:07 CET

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. de Madrid ha criticado este miércoles que, a pesar de tener recursos humanos y materiales, la Consejería de Educación paga 136.372 euros en contratar a una empresa que hace el apoyo didáctico y técnico, la tabulación, la documentación y el análisis de sus resultados en la Prueba de Conocimientos y Destrezas.

En un comunicado, ha señalado que son tareas que podrían ser realizadas con los propios medios de los que dispone la Consejería de Educación, que se gasta en un día, según han calculado, la cantidad equivalente al salario de cinco psicopedagogos para todo un año.

Se trata, por tanto, de un gasto "innecesario" para una prueba que "reiteradamente ha sido cuestionada desde profesionales del ámbito, instituciones y organismos de probada trayectoria en la cuestión y los propios centros educativos por su falta de rigor".

Entre las "graves deficiencias técnicas" de esta prueba CDI, el sindicato señala que no permite comparaciones temporales ni comparaciones internacionales y no considera el contexto socioeconómico y punto de partida del alumnado para evaluar sus conocimientos y valorar sus mejoras relativas.

A esto se añade que la prueba CDI se realiza para todo el alumnado (censal) y no muestral. "Eso pervierte la prueba, que así no diagnostica para mejorar sino que incentiva las "trampas" (dejar fuera ese día al alumnado con menor nivel) o fomenta pervertir el proceso educativo (se enseña a "hacer bien la prueba" y no el currículo u otros contenidos educativos procedimentales)", ha asegurado.

Así, la disparidad de resultados que, año tras año, obtienen las pruebas "ratifica que no sirven ni para evaluar al alumnado, ni a los centros, ni al sistema educativo". Por ello, "las quejas de centros públicos y centros concertados que con impotencia sufren año tras año como esta prueba sólo sirve para hacer ranking de centros", ha considerado el sindicato.

En opinión de la organización, las evaluaciones educativas son necesarias, pero la llamada "prueba de 6º" que año tras año "muestra excesivas deficiencias, no soporta un análisis técnico riguroso y confunde interesadamente evaluación con clasificación".

Para CC.OO. de Madrid resulta "inadmisible" que, en tiempos de crisis, "se despilfarre el dinero de todos los madrileños contratando empresas que se benefician haciendo algo que está cuestionado, ha demostrado su inutilidad y no mejora la educación en Madrid".

"Usando los símiles domésticos que tanto le gustan al Partido Popular es como si en una familia se llevase a lavar la ropa a la lavandería teniendo una lavadora en casa que funciona", ha concluido el sindicato, que exige que se depuren responsabilidades.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies