Los colegios del convenio British Council denuncian ante el PSOE la "drástica reducción" de 11 asesores por la Comunidad

Actualizado 25/11/2009 15:02:11 CET

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Ampas) de los Colegios Públicos bilingües adscritos al convenio British Council de la región han denunciando hoy ante el Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid la "drástica reducción" de 11 asesores lingüísticos por parte del Gobierno regional.

El portavoz de la Ampa, José Ramiro Martínez Fernández, explicó que en la región, aparte del proyecto de bilingüismo propultado desde hace unos años por el Ejecutivo de Esperanza Aguirre, desde 1996 existe una red de colegios también bilingües en toda España amparada por un convenio con el British Council y el Ministerio de Educación. Al proyecto imparte este tipo de educación a 23.000 alumnos, 1.160 profesores en 74 colegios públicos de Educación Infantil y Primarria y sus correspondientes 42 Institutos de Educación Secundaria de 10 comunidades de toda España.

En Madrid, a esta red pertenecen 40 profesores que imparten clase en los institutos públicos Cuidad de Jaen, El Quijote, San Juan Bautista, en Madrid; Parque de Lisboa, en Alcorcón; José Bergamín Gutiérrez, en Boadilla del Monte; Félix Rodríguez de la Fuente, en Coslda; Cervantes, en Fuenlabrada; Severo Ochoa, en Getafe; Pío Baroja, en Leganés; y Julio Pinto Gómez, en Tres Cantos.

"Los resultados del desarrollo de este programa educativo han sido y son muy positivos, destacando año tras año en las pruebas que realiza la Comunidad de Madrid en todas la materias y, principalmente, obteniendo las notas académicas de las pruebas de inglés realizadas por el Trinity College para los alumnos de 2º y 4º de Primaria", indicó la Comisión de Ampas.

El portavoz de la misma socilitó el restablecimiento de los asesores que faltan para que así se puedan cumplir el mínimo de horas lectivas de inglés que marca el convenio para los escolares. Según indicó, la Comunidad bloquea su contratación porque requiere que sean nativos, "cuando en ninguna otra comunidad se pide este requisito y más del 80 por ciento de los asesores que imparten clase en este proyecto en toda España no son nativos".

Las horas mínimas que marca el convenio son 10 en Educación Infantil y primer ciclo de Primaria y 11 en en segundo ciclo. En la actualidad los padres denuncian que en algunos centros de Infantil sólo tienen tres sesiones de inglés.

Por otro lado, el representante de los colegios criticó que, mientras que los profesores del proyecto de bilingüismo amparado por el Gobierno regional cobran complementos, los del convenio British no los perciben, por lo que acusó a la Comunidad de "discriminación salarial". "Pedimos que se sienten el British Council, la Comunidad, el Ministerio para dar una solución rápida para este problema", agregó.

Además, Martínez Férnandez solicitó a la presidente regional, Esperanza Aguirre, que rectifique el discurso que formuló recientemente en el colegio Ramiro de Maeztu, concretamente cuando afirmó que la Comunidad iba a ser la pionera en la aplicación de la enseñanza bilingüe en Secundaria. "Recordamos que en Madrid lleva implantado en Secundaria desde 2004 en este proyecto y que ya hay 42 institutos el currículo educativo British a nivel nacional", apostilló.

PROPUESTA RECHAZADA

El portavoz de los colegios del proyecto British también rechazó la propuesta de sustituir asesores de inglés por auxiliares de conversación. Así, explicó que sus auxiliares lingüísticos son docentes con titulaciónción, "gente preparada, que está dando grandes resultados", mientras "el otro proyecto de la Comunidad contempla auxiliares de conversación que hacen una labor de apoyo, que no tienen responsabilidad en el Claustro ni evalúan a los niños".

Por todo ello, Martínez Fernández señaló que ambos proyectos "no son comparables" ya que los del niños formados con el proyecto British tienen unos resultados "óptimos".

"Principalmente, el mayor problema ahora lo tenemos en Eduación Secundaria porque está habiendo muchas presiones para que se pase a su proyecto. De poco va servir que nuestros niños tengan un nivel altísimo en Educación Infantil y Primaria tengan un nivel altísimo de inglés y cuando lleguen a Secundaria se les pasa a un proyecto de secciones lingüstícas con una bajada de horas", indicó, al tiempo que precisó que sus docentes auxiliares imparten de 26 horas a la semana, frente al auxiliar de conversación del proyecto de la Comunidad de Madrid, "con 15 horas a la semana en el centro".

Para resolver el problema de la falta de contratación de auxiliares, las ampas de los centros afectados han realizado comisiones y asambleas y han recogido firmas, que han presentado al Ministerio y a la Consejería de Eduación. De hecho, han solicitado una reunión con su titular, Lucía Figar. Los centros han dado al Gobierno regional una fecha tope de resolución el día 15 de diciembre. Luego anunciaron movilizaciones. Además, el 10 de diciembre el Grupo Parlamentario Socialista interpelará en el Pleno de la Asamblea a la consejera sobre esta cuestión.

"Cuando el asunto de la falta esté solventado, solicitaremos a los partidos políticos y al Ministerio que realicen encuentros para llegar a un acuerdo de futuro para compromiso de seguimiento del convenio tanto Primaria como Secundaria gobierne quien gobierne. A los padres y madres nos cuesta entender que este proyecto, pionero en Europa por su amplitud y contenido y que tantos éxitos y buenos resultados está obteniendo, no quiera ser apoyado, sufriendo año tras año recortes en general y principalmente en la plantilla de asesores linguísticos por parte de la Comunidad de Madrid", concluyó el portavoz de los padres de los alumnos afectados.

APOYO DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA

Martínez Fernández trasladó estas preocupaciones esta mañana a la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, que señaló que el modelo del British Council tiene unos resultados muy positivos para los niños que estudian en él representa un modelo bicultural y bilingüe "que tiene un amplísimo grado de aceptación, compromiso y participación por la comunidad educativa".

"Este proyecto está en riesgo por la falta de apoyo del Gobierno regional. Aguirre, que parece haber descubierto la pólvora con su proyecto de bilingüismo, olvida que estos centros existen desde 1996. Ahora les recorta su apoyo y le impide poder contratar 11 asesores lingüísticos que faltan por cubrir con el argumento de que deben ser nativos", dijo la diputada socialista, que argumentó que el convenio con el British Council no exige este requisito, por lo que tildó de "excusa" este requerimiento.

Igualmente, criticó que los auxiliares de docentes de estos diez centros no reciban ningún complemento frente a los que trabajan en las secciones bilingües de la Comunidad. "Apostamos por una Comunidad bilingüe, pero dentro un proceso ordenado y con garantía de calidad. No se les puede engañar diciendo que con 100 horas de formación pueden llevar adelante un proyecto como las secciones bilingües del Gobierno regional", apostilló Menéndez.

Por todo ello, conminó a Aguirre a que apoye al proyecto British, lo reviste, dote a los colegios participantes de los medios suficientes, "y que los nuevos centros bilingües que nos anuncia cada dos o tres días verdaderamente garanticen un modelo en el que el aprendizaje sea serio, solvente, y se sustente con una base contrastada como en el proyecto Bristish".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies