Exdirectivo de una filial del Canal afirma que tenían un procedimiento para "meter clavos" al ente público

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Exdirectivo de una filial del Canal afirma que tenían un procedimiento para "meter clavos" al ente público

Publicado 18/10/2016 18:09:22CET

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El que fuera responsable de la filial del Canal de Isabel II Hispanagua Jaime Lafora ha manifestado este martes en la comisión de estudio de la deuda de la Comunidad de Madrid que tenían un procedimiento para "meter clavos" al ente público, a través de una tecla en su sistema informático llamada "clavos" y posteriormente "botón b", que servía para "meter los mayores clavos al Canal de Isabel II", porque Hispanagua tenía que "dar beneficios como sea".

Lafora, que fue cesado en 2007 acusado por la empresa de desfalcar 700.000 euros siendo jefe del área comercial, ha explicado la relación de Hispanagua --filial del Canal de Isabel II dedicada a la construcción, mantenimiento y explotación de infraestructuras relacionadas con las gestión del agua-- con su matriz utilizando el símil de "una taza de café con una cucharilla", donde "la taza de café es Hispanagua y la cucharilla en la mano la tiene el Canal de Isabel II".

Así, ha indicado que cuando el Canal de Isabel II no podía contratar a alguien le contrataba Hispanagua, aunque para trabajar para el Canal de Isabel II, mientras que la responsable de Hispanagua y actualmente del Canal de Isabel II María González Cano le decía "vete a su jefe y factúrale lo que quieras para pagar eso".

En este punto, Lafora ha confesado que él decía "te tengo que clavar 3.000 euros o 4.000 por éste y me lo tienes que compensar" y "hacía unos planes directores de El Escorial" en los que se "inventaba tantas cosas que El Escorial iba a parecer Nueva York, porque no hay tanta tubería".

EXALCALDE DE CENICIENTOS

Igualmente, según Lafora, Hispanagua contrató al exalcalde de Cenicientos Jesús Manuel Ampuero, a quien pusieron bajo su cargo pero al que solo vio "un día", el que firmó, y "otra vez para recoger el regalo de Navidad", y los motivos que dieron para su contratación es que Esperanza Aguirre quería "premiarle".

Según Lafora, Hispanagua recibía órdenes de Canal de Isabel II a través de un programa informático llamado Greco y "lo que no estaba en Greco no existía, no se cobraba", por lo que no se podían inventar ni una sola orden que no estuviera en Greco, pero éste no podía controlar "si ibas siete veces a un sitio o si ibas una sola".

Otra de las prácticas que, según Lafora, que cita a su vez a la Audiencia Provincial en este punto, era "conocida y aceptada" por la empresa era que los trabajadores realizaban trabajos para subcontratas con medios de la empresa.

Además, Lafora ha indicado que en ocasiones el mismo que emitía una factura por parte de Hispanagua era el que la autorizaba por parte del Canal.

Por otra parte, ha indicado que se facturaba al mes pero "previamente te habías ido a los despachos del Canal", para saber cómo "atacar a las partidas donde había dinero".

En cuanto a su cese, Lafora ha afirmado que Hispanagua "tenía un empeño en encontrar la cabeza de turco que tapase los presuntos desfalcos a la empresa" y se ha preguntado dónde están los 700.000 euros que asegura no haberse llevado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies