Francisco Pérez dice sentirse "apenado" por el expediente y recuerda que los estatutos de Caja Madrid le obligan a ser independiente

Actualizado 17/01/2009 14:39:01 CET

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero socialista Francisco Pérez, que ayer dio su voto a favor de la destitución del presidente de la Comisión de Control de Caja Madrid, Pablo Abejas, en contra de las directrices que había marcado la dirección del partido, dijo sentirse "apenado" por el expediente abierto contra él por el PSOE pero recordó que los estatutos de la entidad financiera le obligan a mantener su independencia.

"Me produce tristeza, me apena profundamente que mi partido, después de tanto años, me quiera abrir un expediente", confesó Pérez en declaraciones a Europa Press. La dirección del PSOE adelantó hoy a través de un comunicado que abrirá expedientes informativos a los consejeros en Caja Madrid Francisco Pérez y Antonio Romero por no secundar la posición oficial tanto del Partido Socialista de Madrid (PSM) como de la Ejecutiva Federal socialista.

Preguntado sobre las directrices marcadas por el PSOE en la votación que ayer tuvo lugar en Caja Madrid, el socialista echó mano de los Estatutos de la entidad financiera que, en el artículo 7 del capítulo 2 de los órganos de gobierno, referido a los principios de actuación, dice textualmente que "los miembros de los órganos de gobierno de la Caja ejercerán sus funciones en beneficio exclusivo de los intereses de la misma y de su función social".

Pérez siguió leyendo los estatutos, concretamente el apartado 2 del mismo artículo, para argumentar su voto señalando que los miembros de los órganos de gobierno de la entidad financiera "actuarán con plena independencia con respecto a las entidades y colectivos que les hubieran designado, los cuales no podrán impartirles instrucciones sobre el modo de ejercer sus funciones ya que sólo responderán de sus actos ante el órgano al que pertenezcan y, en todo caso, ante la asamblea general".

Es por ello que el socialista insistió en haber hecho "estrictamente" lo que marcan los estatutos de Caja Madrid. Sí confirmó que se habían producido reuniones horas antes de la votación de ayer con representantes de su partido, en concreto con el secretario de Política Económica del PSM, Antonio Miguel Carmona.

"También soy militante (del PSOE) desde hace muchos años y hablo con dirigentes y militantes de este partido y escucho todas las opiniones. Todas las opiniones son bienvenidas, tanto si estoy de acuerdo como si no pero, eso sí, mi actuación en Caja Madrid debe basarse en base a los estatutos de la entidad a la que pertenezco", argumentó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies