FSIE acusa a la Consejería de Educación de "discriminación" por negar a los docentes de la concertada complementos

Enseñanza Concertada
FSIE
Actualizado 04/10/2011 19:44:53 CET

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

FSIE Madrid, el sindicato mayoritario de la Enseñanza Concertada, ha acusado a la Consejería de Educación y Empleo de la Comunidad de Madrid de "discriminación" por negar públicamente a los docentes de Secundaria de la concertada los complementos salariales que tienen los de la pública.

En una nueva carta remitida a la consejera de Educación, Lucía Figar, el sindicato califica de "patético" que la Consejería argumente que no tiene dinero para los profesores de la concertada y el mismo día anuncie un partida de 11 millones de euros destinada a actividades extraescolares principalmente para colegios públicos.

En este sentido, desde FSIE MADRID se apela a la Consejería para que reparta la partida económica destinada a los docentes de la enseñanza pública entre los docentes de ambas redes educativas. En su opinión, la Consejería "consiente actualmente que alumnos bajo su competencia sean atendidos por profesores que son discriminados por no estar en un centro público".

Según el secretario general de FSIE MADRID, Miguel Muñiz, "sorprende que al profesorado de la concertada se le diga que no hay dinero, pero el mismo día la Consejería conceda más de 11 millones de euros para actividades extraescolares, dinero que casi en su totalidad irá para centros público".

FSIE MADRID ha afirmado que la forma de actuar de la Consejería "no deja lugar a dudas de cuáles son su prioridades, y mejorar la concertada no es una de ellas", puesto que "las plantillas en los centros concertados son inferiores a las de los públicos, la dotación para gastos de funcionamiento es mucho menor, el profesorado cobra menos, no se concierta el Bachillerato y no hay Acuerdo de Mantenimiento de Empleo".

Muñiz ha criticado también en la carta el desinterés mostrado por la Consejería de Educación hacia el colectivo de profesores de la enseñanza concertada de la Comunidad Madrid, un colectivo con el que, según dice, la consejera "no ha querido reunirse, a pesar de las muchas peticiones formales" que desde el sindicato se han formulado.