José María Alonso toma posesión como decano del ICAM con una "obsesión": "Dar a la abogacía la relevancia que merece"

379298.1.644.368.20180108134757
Vídeo de la noticia
Publicado 08/01/2018 13:47:57CET

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

José María Alonso ha tomado posesión este lunes como nuevo decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) en una multitudinaria y solemne ceremonia en el Patio de la Biblioteca de la institución, donde Alonso ha reiterado cuál es su "clara obsesión" para este mandato: "dar a la abogacía madrileña el papel y la relevancia que merece en la sociedad civil y ante las instituciones".

Alonso ha estado acompañado del ministro de Justicia, Rafael Catalá; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; el fiscal general del Estado, Julián Sánchez-Melgar; o la presidenta del Consejo General de Abogacía Española, Victoria Ortega; así como de numerosas personalidades del mundo jurídico, social y político. También han estado presentes la exdecana, Sonia Gumpert, y el resto de la Junta de Gobierno saliente, incluido el que fuera candidato a decano Javier Íscar.

Gumpert ha abierto la ceremonia con un discurso que ha aprovechado para dar su "calurosa felicitación" a Alonso y la nueva Junta, y para hacer balance sobre los cinco años de su "intenso y fugaz" mandato.

"Ha sido una maravillosa experiencia, enormemente enriquecedora", ha destacado la exdecana, que ha pedido disculpas por "los errores cometidos". Gumpert ha achacado éstos a su "entusiasmo reformista" y "a la condición de ser humano". Por último, la decana saliente ha trasladado su "lealtad" a Alonso, y le ha recordado que a partir de ahora tiene una "inmensa responsabilidad" para con la abogacía madrileña.

Alonso, tras recibir la medalla que le acredita como decano de manos de Gumpert y jurar el cargo, ha recogido el guante de la anterior decana: "Asumo el decanato con la máxima voluntad de servicio, no voy a regatear ningún esfuerzo".

ALONSO: "NECESITAMOS INFLUENCIA Y SER RESPETADOS"

El nuevo decano ha dedicado sus primeras palabras a agradecer a Gumpert por su "extraordinario esfuerzo" durante estos cinco años, sobre cuya base asegura "seguir trabajando" ahora. También se ha referido al resto de candidatos y a Javier Íscar, con los que mantuvo "una pelea dura y sana", pero a los que invita a "seguir colaborando juntos para hacer más grande el Colegio y la abogacía".

"Quiero ser el decano de los 77.000 colegiados, de los que me votaron y especialmente de los que no, de los jóvenes y de los veteranos, de ejercientes y no ejercientes, de los autónomos, de los que trabajan en despachos pequeños y en grandes, de todos", ha señalado Alonso, quien a continuación ha pasado a detallar los puntos claves que regirán su mandato.

"Este Colegio será apolítico, pero estará firmemente alineado con el Estado de Derecho, la defensa de la Constitución y del más absoluto respeto a las leyes y decisiones de los tribunales", ha asegurado el nuevo dirigente del ICAM. "Un Colegio absolutamente comprometido con la unidad de nuestro país", ha apostillado.

En cuanto a sus retos, ha explicado cuál es su "clara obsesión": "Dar a la abogacía madrileña el papel y relevancia que la profesión debe tener en la sociedad civil y ante las instituciones". En la misma línea, ha defendido que los abogados sean "un actor fundamental para el mundo social y económico, que genere riqueza y empleo y sean indispensables para la convivencia de este país".

"Nuestra voz tiene que ser oída, necesitamos influencia y ser respetados en todos los aspectos", ha remarcado Alonso, asegurando que no le va a "temblar el pulso" para defender el respeto al trabajo de los abogados.

Por último, el nuevo decano ha reiterado su "irrenunciable compromiso" para estos próximos cinco años: "Hacer un Colegio fuerte, basado en la excelencia, la transparencia y la ética".

Junto al nuevo decano, han tomado posesión de sus cargos Begoña Castro Jover (vicedecana), Ángela Cerrillos Valledor (diputada 2ª), Eugenio Ribón Seisdedos (diputado 3º), Mª Dolores Fernández Campillo (diputada 4ª), Juan Gonzalo Ospina Serrano (diputado 5º), Manuel José Martín Martín (diputado 6º), Luis Fernando Guerra García (diputado 7º), Raúl Ochoa Marco (diputado 8º), María Segimón de Manzanos (diputada 9ª), Esther Montalvá Medina (diputada 10ª), Isabel Zapata Cirugeda (tesorera), Emilio Ramírez Matos (bibliotecario) y José Ignacio Monedero Montero de Espinosa (secretario).

FELICITACIONES DE CATALÁ, CIFUENTES Y DANCAUSA

Aunque en el acto no han hecho declaraciones, a través de las redes sociales, Catalá, Cifuentes o la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, han felicitado a José María Alonso.

El ministro de Justicia ha señalado que la nueva Junta de Gobierno es "un equipo profesional y comprometido, que sabrá dar respuesta a los desafíos de la abogacía madrileña". Por su parte, Cifuentes, en un tuit al que ha adjuntado una foto con Catalá y el nuevo decano, ha deseado "suerte y todos los éxitos en esta nueva etapa" a los nuevos responsables del ICAM.

Dancausa ha deseado "suerte" a la nueva Junta, y la presidenta del Consejo General de Abogacía Española, Victoria Ortega, ha deseado a Alonso "muchos éxitos" al frente del ICAM, al tiempo que ha dado las gracias a Gumpert por "su labor estos años en el Colegio".

Ni durante la ceremonia ni en declaraciones a los medios, ningún dirigente del ICAM ha querido mojarse sobre la polémica presunta agresión a Sonia Gumpert durante los comicios electorales del pasado 13 de diciembre.

La exdecana denunció ante la Policía que el fundador del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE), Alejandro Pintó, su hijo y otras dos personas la golpearon en la cara y le profirieron amenazas de muerte. El Juzgado de Instrucción número 45 de Madrid decidió abrir diligencias previas para esclarecer el asunto, y apenas una semana después de la denuncia tomó declaración a varios implicados, entre ellos al propio Pintó. Éste se defendió asegurando que en ningún momento golpeó a Gumpert, sino que "hubo una acalorada discusión que no pasó a mayores". Ahora la jueza continúa investigando lo ocurrido y la posible responsabilidad penal de los acusados.