Muere un mantero de una parada cardiaca en Lavapiés

Venta ambulante de 'top manta' de 'selfie stick'
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 15/03/2018 20:44:11 CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un mantero de 35 años y origen subsahariano ha fallecido esta tarde de una parada cardiorrespiratoria en el corazón del madrileño barrio de Lavapiés en circunstancias que todavía se investigan debido a las diferentes versiones sobre los hechos transmitidas.

   El suceso tuvo lugar minutos antes de las 17 horas a la altura del número 10 de calle del Oso. Un agente municipal que patrullaba la zona ha sido el primero en encontrarse al hombre solo en el suelo sin respirar, por lo que ha iniciado las maniobras de reanimación cardiopulmonar hasta la llegada de los sanitarios del Samur, que han continuado con los masajes durante muchos minutos pero sin éxito, por lo que finalmente han confirmado la defunción.

   Así lo han indicado a Europa Press sendos portavoces de la Policía Municipal de Madrid y del Ayuntamiento, que han asegurado que, con la información que ahora disponen, no se ha producido ninguna intervención ni persecución previa a la parada cardiaca.

   Sin embargo, según otras fuentes policiales, todo comenzó minutos antes en las inmediaciones de la plaza Mayor, donde por circunstancias que aún se desconocen este mantero y otros fueron perseguidos a la carrera hasta el cercano barrio de Lavapiés, donde el subsahariano sufrió el infarto. Una versión que apoyan compañeros del fallecido. Por todo ello, se abrirá una investigación para esclarecer lo realmente ocurrido.

   El fallecido no llevaba documentación y ha sido un compañero el que ha indicado a los agentes que era mantero y tenía 35 años. Se llamaba Mmame M., y había nacido en Senegal en 1983, aunque llegó a España hace 14 años. Actualmente vivía en la misma calle del Oso y no tenía tarjeta de residencia.

   Hasta el lugar se han desplegado al menos cinco furgonetas de la Unidad de Intervención Policial (UIP) en labor de seguridad ciudadana ante la cantidad de personas congregadas acusando a los agentes "de perseguirles", han indicado a Europa Press fuentes presenciales. El ambiente era a las 20.15 horas de muy tensión.