La planta de Seat en Argelia produce el Ibiza número 15.000

SEAT
Actualizado 19/04/2018 11:43:53 CET

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La planta de Seat en Relizane (Argelia) ha ensamblado la unidad número 15.000 del Ibiza desde que la marca española comenzara su actividad en la ciudad argelina en la primavera de 2017.

En dicha factoría trabajan 620 empleados, que hacen posible que cada diez minutos salga un nuevo vehículo de la planta listo para su comercialización. En total, de sus cuatro líneas de producción salen 120 coches al día, según explica la compañía.

La plantilla de Seat en Relizane es 100% local y ha recibido formación durante cuatro meses. Los trabajadores realizan hasta 1.000 comprobaciones del atornillado al día, mientras que los mecanismos y encajes de los vehículos son doblemente revisados.

En el ensamblaje de los automóviles intervienen más de 50 técnicos y un sistema informatizado para que los vehículos, que se producen por primera vez fuera de Europa, sigan los mismos estándares de calidad

Una vez comprobado el eje de ruedas y el sistema de frenos, los vehículos circulan por siete tipos de pavimentos irregulares. "De esta manera comprobamos el ABS y nos aseguramos de que el cliente podrá circular con cualquier condición de forma totalmente segura", señala el director de Calidad de Sovac, Salvador Soler.

Sovac es la compañía con la que el grupo Volkswagen suscribió un acuerdo de asociación para producir en el país situado en el norte de África los modelos Seat Ibiza, Skoda Octavia y los Volkswagen Golf y Caddy.

Por su parte, Seat, consciente de que el mercado argelino es "especialmente exigente" con el acabado de la pintura, revisa de nuevo la superficie del vehículo, bajo un túnel de luz, una vez finalizados los test de conducción.

La marca con sede en Martorell (Barcelona), que a partir del próximo verano también ensamblará en Relizane el Arona y el León, ha vendido 7.200 vehículos en el país argelino hasta el mes de marzo.

De este modo, Argelia se convierte en el país en el que las entregas de la firma española aumentan más respecto al primer trimestre de 2017.