UPyD pide al Gobierno regional un "esfuerzo" para mantener las ayudas a FAMDIF

Rafael Sánchez
EUROPA PRESS
Actualizado 21/06/2012 21:48:24 CET

Rafael Sánchez señala que los dependientes y las personas con discapacidad "están recibiendo un castigo desmesurado"

MURCIA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El coordinador regional de UPyD, Rafael Sánchez, ha pedido al Gobierno regional que haga un "esfuerzo presupuestario" para mantener las ayudas a FAMDIF. En todo caso, Sánchez cree que es "excesivo que se recorte la ayuda en más de un 54 por ciento" y afirma que los dependientes y las personas con discapacidad "están recibiendo un castigo desmesurado".

Sánchez critica la "falta de sensibilidad" del Gobierno regional hacia un colectivo que requiere, de forma casi indispensable, de la presencia de asociaciones como FAMDIF que en 2010 prestó asistencia a más de 8.200 personas con discapacidad para lograr su inserción y normalización social".

Además, indica que, ante estos "excesivos recortes" ha alertado que se verá obligada a desaparecer "de forma inmediata" y, por tanto, los servicios que prestan, de los que se vieron beneficiados durante el 2010 un total de 40.792 personas de la Región de Murcia, según ha indicado la presidenta de FAMDIF.

Sánchez ha recordado que la disminución de la subvención a FAMDIF "viene a sumarse a los recortes que los usuarios dependientes ya han padecido este año, como la implantación, de forma universal e indiscriminada, de las tasas para la valoración de Dependencia, para la solicitud de reconocimiento, revisión y para la certificación del grado de discapacidad".

"Esas tasas resultan gravosas para unos colectivos que pueden tener dificultades para asumirlas por ser perceptores de pensiones mínimas, estar desempleados o tener ingresos mínimos", según informaron fuentes de esta formación política en un comunicado.

Además, Sánchez ha afirmado que la Región "ya ha sufrido un importante recorte de más de 8,5 millones de euros en las partidas de los Presupuestos Generales del Estado".

Asimismo, ha subrayado que aunque este dinero, el denominado "nivel acordado", está destinado, en principio, a infraestructuras y organización administrativa, en la práctica, las comunidades "lo están usando para atender a las personas, dada la escasez de recursos existente, por lo que la incidencia en las prestaciones se van a resentir directamente y supondrá una paralización en la aplicación de la Ley; que en la Región va a quedar "bajo mínimos".

Para finalizar, Rafael Sánchez, ha criticado que el copago "se extienda a todos los servicios de la Dependencia, tal y como recoge el Plan de Reequilibrio que pretende aplicar el Gobierno regional".