AMP.- Sáhara.- El PSOE acusa a Rajoy de "irresponsabilidad" y le reclama apoyo en un tema "fundamental"

Actualizado 15/11/2010 15:53:35 CET

Iglesias reconoce que el tema es "extremadamente sensible" para los socialistas pero no usará "términos" que perjudiquen la interlocución

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, ha acusado este lunes de "irresponsabilidad" al PP por su posición en torno al Sáhara Occidental y el conflicto de El Aaiún y le ha reclamado "apoyo" en un tema "fundamental", especialmente teniendo en cuenta que su presidente, Mariano Rajoy, fue ministro de Interior y conoce "perfectamente todas y cada una de las claves de la relación con Marruecos".

En rueda de prensa en la sede del PSOE, Iglesias ha subrayado que la actitud del PP contrasta con el apoyo que el Gobierno le ha dado cada vez que una autoridad marroquí ha emprendido un "ataque" contra los 'populares' -la última vez este domingo-- y también con la actitud que mantuvo el PSOE mientras estaba en la oposición con los temas que consideraba "de Estado".

Es más, haciendo "política ficción", ha asegurado que si el PSOE estuviese en la oposición apoyaría al Gobierno en este asunto: "Lo podemos contrastar con lo que hacía el PSOE en la oposición en los temas que consideraba de Estado, actuamos con bastante responsabilidad", ha remachado.

El 'número tres' del PSOE ha dicho que "hay que exigir a Marruecos el cumplimiento de los Derechos Humanos" y que deje entrar a los periodistas. pero ha dejado claro que no utilizará ningún "término" diplomático que dificulte la posición de España para "ayudar a resolver el conflicto". "No nos llevaría a ninguna parte", ha dicho.

De este modo se ha sumado a la posición mantenida por la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, que ha opinado que una mayor "contundencia" podría poner en peligro la capacidad de interlocución de España.

Con todo, ha reconocido que el asunto del Sáhara es "extremadamente sensible" para los españoles y para los propios socialistas, aunque no ha respondido a si su actitud en el conflicto puede perjudicar la credibilidad del PSOE. Así, ha insistido en que Gobierno y PSOE quieren llevarse bien con Marruecos, que es "un vecino estratégico" y "fundamental" y que "entre vecinos y amigos" es posible hablar las cosas.

En concreto, ha explicado que la secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, que se encuentra en una reunión de la Internacional Socialista en París, mantiene este mismo lunes una reunión con el Frente Polisario y que se reunirá también con los partidos 'hermanos' de Marruecos y del resto del Magreb para "activar todos los resortes" y "buscar una solución lo más rápidamente posible".

Según ha dicho, se espera que de allí salga una "posición" y, además, en sus reuniones Valenciano pedirá a los marroquíes que dejen trabajar a la prensa, porque es "condición sine qua non" para conocer con exactitud lo que está pasando. "Este es el trabajo que podemos hacer y el que estamos dispuestos a hacer", ha dicho.

"IR MÁS ALLÁ SERÍA UNA IRRESPONSABILIDAD"

En segundo lugar, ha recordado que el vicepresidente primero y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se reúne mañana con el titular de Interior marroquí y ha confiado en que esa reunión permita también conocer más información. De este modo, ha insistido en no fijar una "posición definitiva concreta" antes de conocer los hechos: "Ir más allá sería una cierta irresponsabilidad".

El dirigente socialista ha aludido una y otra vez a la falta de informaciones precisas para justificar la falta de una "posición definitiva" y a eso ha achacado también la ausencia de representantes de la dirección del PSOE en la manifestación del pasado sábado en Madrid.

Además, preguntado sobre si el Rey debería hacer alguna gestión -especialmente dado que tiene pendiente una reunión con Mohamed VI--, ha dejado claro que, a su juicio, el asunto se está tratando en los foros adecuados: entre Gobiernos, entre partidos y, además, en la ONU. "Yo creo que ahí está bien", ha remachado.

Iglesias ha vuelto a resaltar que Marruecos y el Frente Polisario mantuvieron sus conversaciones en Nueva York a pesar de los enfrentamientos en El Aaiún y ha añadido que "no se le puede exigir a España más de lo que se le está exigiendo a Marruecos". En la misma línea, ha recordado que este no es un asunto bilateral de Marruecos con España, sino entre Rabat y los saharauis y, en segundo lugar, entre Marruecos y la comunidad internacional.

"RESPONSABILIDAD" DE ESPAÑA

No obstante, ha reconocido que España es un "actor principal" en el conflicto del Sáhara Occidental porque estuvo allí "hasta los años 70" --ha mencionado en concreto la fecha de 1973 o 1974, aunque los Acuerdos de Madrid datan de 1975 y España se marchó efectivamente en febrero de 1976-- y que tiene la "responsabilidad" que deriva de eso. Por eso, ha insistido, el Gobierno está hablando "permanentemente" con el Gobierno marroquí.

Por otro lado, Iglesias se ha referido a la situación de los activistas españoles que están en El Aaiún y ha dicho no tener información precisa, después de que éstos hayan asegurado que no están "localizados" por el Gobierno. En este punto, se ha remitido a las palabras de la ministra de Exteriores, que ha dicho que contactó con los activistas, aunque no sabe si "con todos", "por si querían regresar y si necesitaban ayuda".

Respecto a que Exteriores hiciera esta oferta a los cooperantes hace tres semanas, a pesar de haber dicho que no sabía que Marruecos iba a desmantelar el campamento de protesta saharaui de las afueras de El Aaiún, Iglesias ha insistido en que el Ejecutivo "no sabía del ataque" pero que contactó con los activistas porque "algunas familias se habían puesto en contacto con el Gobierno". "Yo me creo lo que ha dicho la ministra, no sé si algunos volvieron y otros prefirieron quedarse", ha dicho.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies