Una asociación estudiantil condena la "instrumentalización" de las protestas por sindicatos y partidos

Actualizado 21/02/2012 17:46:12 CET

VALENCIA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Valenciana de Estudiantes Asvaes ha hecho un llamamiento a la calma y ha condenado la "instrumentalización" que algunos sindicatos y partidos hacen de las protestas estudiantiles que se vienen sucediendo en los últimos días.

Esta entidad ha indicado en un comunicado que estas movilizaciones, promovidas mayoritariamente por la Federación Valenciana de estudiantes (Faavem), y secundadas por la Confederación de Asociaciones de Estudiantes (Canae), "representan un claro paso atrás para la independencia política de los estudiantes valencianos que son instrumentalizados por el interés de algunas organizaciones sindicales que pretenden hacer ruido ante la pérdida de su situación de privilegio".

No obstante, considera que la gestión por parte de la Delegación del Gobierno de estos hechos es "francamente mejorable" y cree que con la actuación desproporcionada ofrecida por parte de las fuerzas del orden "se ha dado oxigeno a las protestas, convirtiendo en mártires con su particular minuto de gloria a quienes las promueven, en perjuicio del trabajo que diariamente realizan otras entidades que como Asvaes velan por los derechos de los estudiantes sin ocupar las portadas de los diarios".

"Estas protestas de una minoría ruidosa --ha añadido-- solo hacen que perjudicar la imagen de toda esa mayoría silenciosa de estudiantes que diariamente nos levantamos temprano para acudir a clase con normalidad, confirmando tópicos caducos y criminalizando a la juventud", han señalado desde la entidad.

Asimismo, la entidad ha recordado que ayer pidió una reunión con "carácter de urgencia" con la consejera de Educación, María José Català, para tratar tales asuntos e iniciar una ronda de trabajo con el conjunto de agentes sociales y poner encima de la mesa una batería de medidas que permitan en un contexto de crisis como el actual "luchar contra el que señala como el verdadero enemigo de la educación pública: el alto nivel de absentismo y fracaso escolar, el todavía deficiente nivel en lengua extranjera, así como la carencia de canales más directos de participación estudiantil".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies