Ciutadans recoge en Mallorca más de 1.600 firmas en 25 horas a favor del Manifiesto por la Lengua Común

Actualizado 26/08/2008 13:19:03 CET

PALMA DE MALLORCA, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

Ciutadans-Partido por la Ciudadanía ha recogido en Mallorca 1.648 firmas, durante veinticinco horas repartidas en nueve jornadas y con una mesa de camping, en favor del Manifiesto por la Lengua Común, iniciativa en defensa del castellano promovida entre otros intelectuales por el escritor Fernando Savater y a la que se han adherido a nivel nacional más de 100.000 personas.

En un comunicado difundido hoy, la formación señaló que ayer finalizó la recogida de firmas en la isla, al tiempo que afirmó "con rotundidad" que la campaña "ha sido un éxito". En su opinión, la ciudadanía mallorquina ha dejado en evidencia a la clase política balear, que desde 1986 "viene arrinconando la lengua castellana, lengua común de los españoles, marginándola en la escuela y en las administraciones locales".

Tal y como recalcó, se trata de un "claro mensaje" a los políticos de Baleares para que escuchen a la sociedad que les vota "y les paga sus buenos sueldos". "La ciudadanía balear, tanto los mallorquines de pura cepa, los de origen peninsular, como aquellos provenientes de otros países europeos y de otras latitudes, reclaman libertad y no quieren ver marginado este valioso instrumento de comunicación que es, por antonomasia, el idioma español".

Así, desde Ciutadans subrayaron que numerosos fueron los testimonios de jóvenes que informaban de la "intransigencia feroz de los maestros de escuela catalanistas", o el de aquellos ciudadanos que "ven truncadas su promoción laboral por la exigencia de exhaustivos conocimientos de catalán", o la de aquellas sudamericanas, "frustradas al no poder acceder a la Universidad, por desconocer el catalán".

"Para que digan luego los catalanistas que el Manifiesto por la lengua común es cosa de neofranquistas y del nacionalismo español más rancio, numerosos han sido los extranjeros que, aun sin ser el castellano su lengua materna, han mostrado su apoyo a la lengua común, expresando a la vez su indignación hacia las políticas catalanistas excluyentes".

"Cuando un catalanista de 38 años muy excitado, con aliento a 'mesclat', me increpaba en Inca por el hecho de estar allí recogiendo firmas, intenté explicarle lo que ocurre en Europa, me respondió que le da igual lo que hagan en Europa, su mundo es éste, Mallorca. Y aquí quiere sólo el mallorquín", recordó en la nota el coordinador del consejo de agrupación de Ciutadans, "sin apercibirse de que su intransigencia ciega entroncaba con aquel carpetovetónico "Arriba España y muera Europa que gritaban los energúmenos de la Plaza de Oriente, en la última aparición pública del Caudillo".

A su juicio, las políticas lingüísticas ejecutadas por los diversos poderes públicos en Baleares satisfacen, "desde luego, a esas pocas personas que individualmente, en actitud agresiva, sin aducir argumentos, ni voluntad de diálogo, nos han insultado e increpado con descalificaciones y expresiones xenófobas, cuando no abiertamente racistas, como las de la mujer que descalificaba a un subsahariano por su deseo de firmar el Manifiesto".

"Y a esa ciudadanía mayoritaria, educada, tolerante y que quiere vivir en libertad, nuestros políticos los ignoran y les obligan a la inmersión catalanista", lamentó Ciutadans, manifestando a los políticos que los ciudadanos no somos tan tontos como ellos piensan". "Si nuestros administradores quieren hacer pasar esta partitocracia imperante en Baleares por una democracia, deberían disimular mejor, permitiendo a los padres elegir la lengua en que desean educar a sus hijos", remarcó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies