Estado Islámico usó tuits sobre Iphone, FIFA o el cumpleaños de un One Direction para difundir su última decapitación

Imagen de uno de los mensajes difundidos por Estado Islámico
Foto: EUROPA PRESS
  
Actualizado 15/09/2014 19:28:31 CET

Es una de las principales novedades dentro su campaña de propaganda, que obtuvo el impacto de un millón de usuarios en apenas dos horas

   MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El Estado Islámico avanza también en las redes sociales y articula cada vez mecanismos más sofisticados a la hora de hacer propaganda de sus crímenes en Internet. Tras su última decapitación del cooperante británico David Haynes, los terroristas articularon un nuevo método de propaganda con el que lograron un impacto sobre un millón de usuarios en apenas dos horas. Para ello recurrieron a 'parasitar' charlas en twitter sobre temas que en ese momento eran trending topic.

   Estas son las conclusiones del análisis al que ha tenido acceso Europa Press realizado por el especialista Javier Lesaca, quien estudia los mecanismos de comunicación digital del grupo dirigido por Abu Bakr al-Baghdadi, principal preocupación de la comunidad internacional desde que declarase su califato islámico en territorio de Siria e Irak.

   La difusión masiva en las redes sociales de sus crímenes se ha convertido en una prioridad para el Estado Islámico y las realiza de forma organizada o sus miembros de manera individual. Este análisis se centra en estudiar el modo en el que propagaron su última decapitación grabada y editada por la misma productora que en ocasiones anteriores: Al-Furqam.

hastags2.jpg

CAMBIARON DE PLATAFORMA

   Esta vez introdujeron elementos novedosos que propiciaron una difusión si cabe más efectiva en menos tiempo. Para ello sustituyeron la plataforma rusa vk.com que emplearon en anteriores ocasiones y utilizaron la página www.justpaste.it, muy popular en todo el mundo de intercambio de archivos y direcciones de páginas web.

   Fue en torno a las 22.45 (hora española) cuando el Estado Islámico colgó el video de la decapitación a través de varios enlaces hacia diversas páginas web de descargas de videos, así como un código de encriptación MD5 (para asegurar que los archivos descargados no estén infectados de ningún virus).

   A la hora de transmitir el video, los mensajes iban acompañados de una serie de palabras clave para dirigir y guiar las conversaciones en las redes sociales. En este caso, la carta de presentación del asesinato fue "A Message to the allies of America" (Un mensaje para los aliados de América). Emplearon el inglés y el árabe y a los pocos segundos esas palabras clave se convirtieron en el hastag #amessagethealliesofamerica en twitter.

   Precisamente fue en esa red social donde el conglomerado de cuentas de militantes y simpatizantes del Estado Islámico comenzaron la que hasta ahora ha sido la difusión más masiva y global de una acción criminal del grupo yihadista. Sólo en las primeras dos horas 621 cuentas tuitearon en inglés 1.226 tuits con imágenes, videos y enlaces relacionados con la decapitación de David Haynes. Solamente a través del hastag #amessagetothealliesofamerica llegaron a un millón de usuarios únicos en menos de dos horas.

hastag3.jpg

#AMESSAGETHEALLIESOFAMERICA

   A partir de ahí, el impacto de esta última gran campaña de propaganda criminal es inabarcable, en gran parte por el uso de otra novedad por parte de los terroristas. Diversas cuentas vinculadas Estado Islámico comenzaron a sugerir a través de su hastag #amessagethealliesofamerica, otros hastags que en ese momento eran trending topics mundiales, sobre todo en Reino Unido, país de origen de su última víctima.

   De este modo, se enlazaron a conversaciones guiadas por hastags como el de #HappybirtdhayNiall, una conversación en torno al cumpleaños del cantante de la popular banda juvenil One Direction. Otro hastag que 'parasitaron' fue  #Fireintheboothcypher, un concierto de hip hop en directo en Reino Unido o #Lastnightofhteproms, un espectáculo musical ofrecido por la BBC.

   Además usaron también otros hastags de influencia masiva como #iphone6, #FIFA o #worldcup. Esto provocó que miles de millones de personas que estaban siguiendo hastags ajenos a las actividades del ISIS vieran casi en directo las imágenes de la decapitación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies