Interior: Bildu ha "atravesado una línea roja" por cuestionar detenciones de etarras

Actualizado 30/10/2012 14:07:34 CET
Jorge Fernández Díaz
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que Bildu ha "atravesado una línea roja" con sus declaraciones lamentando la detención de etarras y ha añadido que tanto la Fiscalía General del Estado como la Abogacía del Estado deberían tomar nota.

   Así se ha pronunciado Fernández Díaz después de que la candidata de EH Bildu a lehendakari, Laura Mintegi, haya asegurado que el Gobierno "va por mal camino si arresta a etarras" y "no tiene ni idea de qué es un proceso de paz".

   En declaraciones en los pasillos del Congreso, el ministro ha subrayado que Bildu "ha perdido una vez más" la "oportunidad" de condenar a ETA y de exigir a la banda terrorista "su disolución incondicional".

   Pero además, ha proseguido, la izquierda abertzale ha cruzado "la línea roja" que estableció el Tribunal Constitucional en la sentencia en la que legalizó a Sortu, en la que fijó "una especie de decálogo de conductas" susceptibles de producir "un incidente de ilegalización sobrevenida".

   "Es un doble grave error el que ha cometido, perdiendo la oportunidad de exigir a ETA su disolución incondicional y, además, lamentando esas detenciones", ha declarado el ministro, para añadir corresponde a la Fiscalía y a la Abogacía del Estado iniciar en su caso el procedimiento.

   Tras señalar que el TC establece que esas conductas deben producirse de manera "grave y reiterada", ha recordado que él ya dijo en su día que el "contador se ponía en marcha" y ha añadido que "convendría" que las instituciones correspondientes tomarán nota de que las declaraciones de Bildu "lo que han hecho es que ese contador se acelere".

"GOLPE DURO" A SU "DIEZMADA" ESTRUCTURA LOGÍSTICA

   El titular de Interior ha recalcado que la última operación contra ETA es un "golpe duro" a la "ya limitada y diezmada estructura logística que ETA mantiene en la clandestinidad". Según ha dicho Izaskun Lesaka y su "lugarteniente", Joseba Iturbe, "pertenecen al ala dura de ETA".

   "Es el golpe más duro que se le ha dado a ETA en los últimos meses, desde luego el golpe más duro desde la detención de 'Txeroki' y Atta, y el golpe más duro por supuesto desde que ETA el 20 de octubre del pasado año anunciara el cese definitivo de su actividad terrorista", ha precisado.

   Según ha dicho, este golpe debería lleva a la banda a "recapacitar" e "interiorizar que han sido derrotados", procediendo a su "disolución incondicional".

   "Y si no lo hacen por las buenas, porque interiorizan que han sido derrotados y, en consecuencia, deben disolverse, el Estado lo hará por las malas mediante la detención de sus militantes que están dispersos por ahí y los golpes a su estructura logística", ha avisado, para añadir que "si no están disueltos de derecho, estarán disueltos de hecho".

EL GOBIERNO "NO HA BAJADO LA GUARDIA"

   Fernández Díaz ha afirmado rotundo que el Gobierno "en ningún momento ha bajado la guardia" y ha añadido que la cooperación con Francia es "extraordinaria", igual que con el resto de países de la UE.

   Al ser preguntado si ya se sabe qué planes tenían los etarras por la documentación incautada, el ministro ha respondido que aún no y ha precisado que la documentación va a pasar a disposición judicial. "La operación sigue abierta y está en manos de las autoridades francesas", ha indicado, para agregar que este golpe "acelera el fin definitivo de ETA sin ningún genero de dudas".

   El ministro ha indicado que los detenidos "no pertenecen a una ONG" y ha subrayado que el hecho de que fueran armados debe llevar a "meditar" a aquellos que "todavía creen ingenuamente que el Gobierno debería dejar de perseguir a los etarras en la medida en que ellos han cesado definitivamente en su actividad terrorista".

  "Ellos han cesado en su actividad terrorista no porque se hayan convertido a la democracia, no por razones éticas, por razones morales, sino porque han sido derrotados políticamente y ahora el Gobierno y el Estado no pararán hasta que se disuelvan", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies