Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 23/12/2010

Ley Sinde

Floriano (PP): "La 'patada en la puerta' pretendía evitar delitos, pero vulneraba derechos fundamentales"

Cree que con el texto propuesto por el Gobierno se vulnerarían los derechos de "libertad y propiedad"

   MADRID, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El secretario de Comunicación del PP, Carlos Floriano, ha explicado este jueves la postura contraria que mantiene el PP respecto a la denominada 'Ley Sinde', inscrita dentro de la Ley de Economía Sostenible, defendiendo que su partido no puede apoyar esta iniciativa porque es parecida a la ley de la 'patada en la puerta', la cual "pretendía evitar delitos, pero vulneraba derechos fundamentales".

   "La 'patada en la puerta' era una ley que pretendía evitar la comisión de ciertos delitos, pero se estaban vulnerando derechos fundamentales", ha incidido Floriano, quien ha determinado que en base a esta dinámica de derecho lo que se está haciendo no es garantizar la defensa de derechos sino posibilitar "perseguir ciertos delitos".

   "Alguien podría decir, como se decía entonces, que lo que se está impidiendo --rechazando la iniciativa-- es que se pueda perseguir determinados delitos, pero lo que se está haciendo es garantizar derechos", ha asegurado en declaraciones a la Cope recogidas por Europa Press.

   En este sentido, Floriano ha expresado el malestar del PP respecto a la actitud parlamentaria del PSOE, que el pasado martes, cuando se discutía la aprobación de la Ley de Economía Sostenible, en la que se integraba el texto sobre la propiedad intelectual, acudió en última instancia a negociar con el PP, recibiendo la negativa de los 'populares'.

   "Después de haber hecho caso omiso de los acuerdos que se habían adoptado en la subcomisión para la reforma de la propiedad intelectual, haber omitido los acuerdos parlamentarios que habían llevado incluso a la aprobación de una iniciativa parlamentaria por unanimidad en todos los grupos políticos y agotar todas la posibilidades de diálogo con todo el mundo, al último partido al que se recurre a las cinco de la tarde es al PP", ha reflexionado.

   Según Floriano, esto es algo que demuestra que la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha hecho "la peor de las gestiones" sobre una cuestión "muy delicada", sobre todo cuando la ley "lleva más de un año en el Congreso". "Nosotros no tuvimos problemas en sentarnos y plantear cuáles eran nuestras cuestiones", ha dicho, pero desde el PP se ha intentado avanzar en la compatibilización de dos derechos, la libertad y la propiedad, que se vulnerarían con el texto.

   Para el secretario hay "tres elementos" fundamentales de discordia. Uno es la autorización judicial como última instancia para cerrar una página web, porque esa intervención judicial se queda en la forma y no entra en el fondo del asunto, según los 'populares. Otro ha referencia al hecho de que el Ministerio tenga la potestad para cerrar una página y, por último, el problema respecto al canon.

   "El juez para lo que interviene sencillamente es para la apreciación de las cuestiones de forma, pero no en el fondo de si se han violado o no los derechos fundamentales", ha insistido, antes de subrayar, a su juicio, la "terrible torpeza" que ha supuesto  incluir "una cuestión tan importante en una ley de cajón de sastre" como la que ha impulsado el Gobierno.

SENTENCIA SOBRE EL CASTELLANO

   Por ora parte, cuestionado acerca de una posible desobediencia de CiU y PSC ante la sentencia del Tribunal Supremo sobre el castellano, en la que se establece la imposibilidad de limitar esa lengua al 'estudio de una asignatura', Floriano ha asegurado que "decir que no se va a cumplir" la sentencia judicial y desarrollar "acciones" en ese sentido" le parece "lo peor que se puede hacer en democracia".

   "Estamos en un Estado de derecho y quien no respete las decisiones que toman los tribunales, está fuera", ha dicho, al tiempo que ha insistido en la obligatoriedad de "cumplir las sentencias del Tribunal Supremo" para "todo el mundo". "Sinceramente, hay cosas que resultan ciertamente increíbles y ésta es una más de ellas", ha espetado.

   Preguntado por la entrada en vigor del nuevo Código Penal este jueves, el dirigente 'popular' ha apuntado que "todos los ministros de Justicia pretenden salir con su propio código" y ha confiado en que, al menos, "resulte eficaz desde el punto de vista de la reducción de delitos".

   "La verdad es que no estamos en un buen momento y pondremos de nuestra parte para ir corrigiendo todos los déficits que haya y que se produzcan en el futuro", ha argumentado.

Cargando el vídeo....
 
 

© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.