Maza recuerda que fue Conde Pumpido quien introdujo la revisión por el fiscal general de las causas sobre aforados

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, comparece en el Congreso
EUROPA PRESS
Actualizado 01/03/2017 13:34:04 CET

Insiste en la independencia del Ministerio Público que defienda la igualdad ante la Ley de todos, "sea cual sea su ideología"

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha destacado este miércoles en el Congreso de los Diputados que estudiar las causas abiertas contra aforados no sólo forma parte de las prerrogativas de su cargo sino que constituye una "obligación" que introdujo su antecesor en el cargo en la etapa socialista, Cándido Conde Pumpido.

En una comparecencia ante la Comisión de Justicia de la Cámara Baja en la que no se ha referido de forma concreta a la polémica suscitada por el papel de la Fiscalía en el caso que afecta al presidente del Gobierno murciano, el 'popular' Pedro Antonio Sánchez, Maza ha recordado que fue Conde Pumpido quien introdujo esta instrucción a través de una circular.

"El fiscal general puede dar una orden para no ejercitar la acción penal, renunciar a esto es una dejación de funciones", ha destacado a la vez que ha puesto de manifiesto que no es el propio fiscal general quien analiza los casos concretos sino su secretaría técnica que propone la actuación a seguir. Ha insistido en que esta función aparejada al cargo debe ejercerse en aras de la transparencia y seguridad jurídica.

En concreto, Maza ha recordado que fue en 2005, durante la etapa de Conde Pumpido --cuyo desempeño ha alabado y calificado de "admirable"-- cuando se estableció el criterio en el que se ordenaba que cada una de las Fiscalías deben poner en conocimiento del fiscal general "cualquier investigación que inicien en relación con una persona aforada, al constituir hechos de importancia o trascendencia, relativos a su misión".

Durante una intervención extremadamente técnica, en la que descrito punto por punto el Estatuto Fiscal, también ha recordado que los fiscales encargados de cada causa cuentan con mecanismos para oponerse al criterio de su superior. "La imparcialidad y la legalidad son las dos caras de una misma moneda acuñada para ejercitar la absoluta integridad encomendada", ha destacado.

"Es lógicamente consustancial y consecuente a esa dación de cuentas el estudio por parte de la Fiscalía General del Estado del asunto que se pone en su conocimiento", ha defendido y explicado que como consecuencia de esta revisión, el fiscal general "puede limitarse a acusar recibo de la posición de la Fiscalía o, si lo considera procedente, dar instrucciones particulares".

A este respecto ha abundado en que no es sólo se trata de que "pueda dar instrucciones" sino que "debe hacerlo si tras el estudio del asunto ello es necesario". Según ha explicado, existen ordenamientos jurídicos en los que el fiscal general no puedeimpartir órdenes negativas pero no es el caso del ordenamiento español.

En su opinión, este es un mecanismo propio de las características de la institución, "transparente y encaminado al adecuado ejercicio de sus funciones constitucionales, con salvaguarda de las garantías de todos los ciudadanos".

Tras las precisiones técnicas, Maza ha insistido en varios puntos de su comparecencia en que el Ministerio Fiscal tiene independencia funcional respecto de cualquier otro órgano del Estado y está sujeto exclusivamente al principio de legalidad.

Ha garantizado, además, en que el criterio básico del Ministerio Público es "perseguir la corrupción y aplicar la ley sea quien fuera la persona investigada" y más allá de cualquier ideología y confiado en que sus palabras sirvan para "despejar, con datos objetivos e incuestionables, todas las dudas" suscitadas.

Maza ha acudido a la cita acompañado de miembros de su secretaría técnica, entre ellos el fiscal responsable de la causa sobre el uso de las tarjetas opacas de Caja Madrid, Alejandro Luzón, el fiscal general ha reiterado su compromiso de informar a la cámara baja cada vez que se le requiera, que ya lanzó durante su primera comparecencia.

NO DARÁ DETALLES DE CASOS ABIERTOS

"Es mi leal deber y lo seguiré con sumo gusto" ha dicho y ha concretado que no podrá entrar en detalle de investigaciones judiciales en curso, para no afectar a su desarrollo ni violar el derecho a la intimidad de los investigados.

El fiscal general comparece para dar explicaciones tras la polémica suscitada por el papel de la Fiscalía en el caso que afecta al presidente del Gobierno murciano, el 'popular' Pedro Antonio Sánchez, los relevos decididos la semana pasada por el Consejo Fiscal, que afectan entre otros al que fuera fiscal jefe en esta comunidad, y las presiones que han denunciado algunos miembros de la carrera que llevan casos de corrupción.

La comparecencia de Maza fue solicitada hace dos semanas por el PSOE y Ciudadanos, que pidieron que acudiera con urgencia a la Cámara a raíz de la publicación de noticias sobre supuestas "presiones" del Ejecutivo de Mariano Rajoy en el caso del presidente de Murcia y por el hecho de que la Fiscalía hubiera ordenado no seguir adelante con la investigación a Pedro Antonio Sánchez en contra del criterio de las dos fiscales del 'caso Púnica'.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies