Pablo Iglesias defiende la protesta contra la investidura pero evita respaldar su lema

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Pablo Iglesias defiende la protesta contra la investidura pero evita respaldar su lema

Pablo Iglesias en rueda de prensa en el Congreso
EUROPA PRESS
Publicado 25/10/2016 15:57:43CET

Limita su apoyo a "saludar con simpatía" porque dice que ese día su lugar es la votación del hemiciclo

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado este martes que su formación ve "a priori" con simpatía la manifestación impulsada por la Coordinadora 25 el día de la investidura de Mariano Rajoy en los alrededores del Congreso, pero ha asegurado que su obligación esa jornada será defender su posición durante el debate parlamentario, aunque pueda "saludar" la "razones" de la protesta. No obstante, ha evita respaldar su lema.

En la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso tras reunirse con el Rey en Zarzuela, Iglesias ha explicado que el protagonismo en lo que se refiere a esa protesta debe de ser de los movimientos sociales que han decidido convocarla y que, además, su obligación ese día será defender la posición de Podemos en ese debate de investidura.

"La podremos saludar con simpatía, pero hasta ahí", ha zanjado, tras señalar que aunque puedan "estar de acuerdo con las razones" que motiva la convocatoria de esta marcha, que tendrá lugar entre Neptuno y Sol el día de la votación definitiva de la investidura de Rajoy, "no pueden sustituir a los movimiento sociales.

No obstante, ha defendido que, acudan o no, los diputados en España no tienen restringido sus derechos civiles y que es algo habitual que participen en manifestaciones. "Si tengo ocasión, saludaré la movilización, pero el protagonismo no es tanto de los diputado. Aunque algunos podamos saludarlo, el protagonismo es de la gente", ha remachado.

"SOY DUEÑO DE MIS PALABRAS", LOS CONVOCANTES, DE LAS SUYAS

En cuanto a los lemas de la marcha, que denunciará que la de Rajoy será una investidura "ilegítima", Iglesias ha evitado pronunciarse en concreto sobre esa apreciación y ha defendido que, a su juicio, se trata de una "investidura histórica" porque "inaugura una triple alianza que representa un antes y un después en el sistema político español.

"Yo soy dueño de mis palabras y calificativos, y los convocantes de la protesta son dueños de los suyos, como es lógico en democracia", ha asegurado, tras señalar, eso sí, que "desde luego que ha habido presión de los poderes fácticos para que el PSOE entregue el Gobierno al PP".

Según el líder de partido morado, esa presión "ha sido enorme" y, por ello, a partir de ahora se puede intuir, a su juicio, "lo que va a pasar": que "el PP, el PSOE y Ciudadanos van a estar de acuerdo en las cuestiones estratégicas" a lo largo de toda la legislatura.

"A RAJOY NO LE VAN A FALTAR APOYOS"

Por ello, Iglesias considera --y así se lo ha trasladado al Rey-- que la próxima legislatura no tiene por qué ser corta. Por un lado, por que a Rajoy "no le gustan los periodos cortos de tiempo, en general" y tiene "una enorme paciencia" y, por otro, porque "no le van a faltar apoyos".

"En cuestiones estratégicas que tengan que ver, por ejemplo, con la Constitución, con el sistema electoral o con los presupuestos, el PP se va a encontrar con acuerdos estratégicos con los partidos con los que ha formado esta triple alianza que ha cambiado el sistema de partidos", ha augurado.

Ante esta situación, Iglesias ha defendido que a Unidos Podemos le tocará ser oposición. "Esa triple alianza hace muy difícil que el PSOE y Ciudadanos vayan a poder decir con visos de credibilidad que ellos son oposición", ha asegurado, tras señalar que por muchos "garrotazos" que se den durante el día, luego cerrarán "acuerdos estratégicos de noche" para mantener esa "triple alianza".

"Nos remitimos a los hechos. Lo cierto es que el PSOE actual va a entregar el gobierno al PP", ha lamentado, tras reconocer que por ello no tiene muchas esperanzas puestas en los socialistas para hacer frente al PP durante la legislatura. "De nada sirve que se pongan muy rojos después de entregarle el gobierno al PP", ha remachado.

"Si se producen cambios en el PSOE valoraremos sobre los hechos nuevos que se produzcan, pero no soy adivino e ignoro lo que va a ocurrir en ese partido", ha apostillado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies