Zapatero enfocará el Debate del estado de la Nación en las reformas pendientes

Encuentro Zapatero, Bono y Rajoy
EUROPA PRESS
Actualizado 09/06/2011 18:32:53 CET

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, centrará su último Debate del estado de la Nación en exponer las reformas económicas realizadas y defender la culminación de las que están pendientes y no se plantea en absoluto convertir su intervención en una especie de discurso de despedida, según han señalado a Europa Press fuentes gubernamentales.

Aunque aún faltan casi tres semanas para el Debate, la Moncloa ha empezado ya a pedir datos a los Ministerios para que el Gabinete de Presidencia pueda ponerse a trabajar en el discurso, que Zapatero quiere centrar en defender las reformas económicas.

Entre las reformas pendientes están los reglamentos de desarrollo de la reforma laboral (para regular los expedientes de regulación de empleo y el llamado modelo austriaco), la mesa de contratación con empresarios y sindicatos y culminar la reforma financiera, junto a la tramitación en el Congreso de algunas reformas que están ya o estarán pronto en la Cámara: negociación colectiva, pensiones y políticas activas de empleo. A todo ello se suman los compromisos adoptados en Bruselas en el llamado 'Pacto por el Euro plus'.

Culminar las reformas es la tarea que se ha marcado Zapatero desde que anunció que no volverá a ser candidato a la Moncloa en 2012, y es también el motivo por el que, según ha expuesto una y otra vez, quiere terminar la legislatura.

El Debate fijado para los días 28 y 29 de junio será el sexto y último 'duelo' entre Zapatero y el presidente del PP, Mariano Rajoy y será el último como coprotagonista de los nueve que acumulará Zapatero --debatió tres veces con José María Aznar cuando lideraba la oposición--.

Eso le deja a Zapatero menos margen para hacer anuncios --el 'cheque bebé' fue anunciado en un Debate y también el fin de la deducción por compra de vivienda--. No obstante, lo cierto es que ya en el Debate de 2010 el jefe del Ejecutivo evitó hacer anuncios económicos

Además, no será el primer debate con un presidente del Gobierno que ha anunciado públicamente estar en su último año, pero sí será el primero en que estará acompañado por su ya anunciado sucesor en la candidatura, el vicepresidente primero Alfredo Pérez Rubalcaba. Rajoy también ocupaba ese puesto cuando Aznar afrontó su último debate en junio de 2003, pero hasta septiembre no fue designado sucesor.

Así las cosas, está por ver hasta qué punto Zapatero y Rubalcaba se reparten los ataques de la oposición --por el momento Rajoy se centra en el presidente-, aunque no está previsto, según fuentes socialistas consultadas por Europa Press, que Rubalcaba tenga un protagonismo dentro del Hemiciclo, tampoco en el papel del portavoz parlamentario socialista, José Antonio Alonso.

RAJOY TAMBIÉN SE PREPARA

El líder del PP, por su parte, también ha pedido a la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, que prepare fichas con datos para el Debate, utilizando una técnica que le permite repasar todos los datos sobre diversos temas que le proporcionan desde el grupo parlamentario los asesores y portavoces de cada área.

En esta ocasión, los datos económicos tendrán un gran peso y Rajoy aprovechará con toda seguridad su discurso para enumerar las cifras negativas con las que llega José Luis Rodríguez Zapatero a este debate de política general.

Hace un año, Rajoy utilizó el Debate para pedir por primera vez a Zapatero elecciones anticipadas, una exigencia que el PP ha intensificado desde su victoria histórica en las municipales y autonómicas del 22 de mayo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies