Zapatero: El nuevo partido de la izquierda abertzale está en la línea de lo esperado

José Luis Rodríguez Zapatero
EP
Actualizado 07/02/2011 18:53:42 CET

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió "prudencia" ante la presentación del nuevo partido de la izquierda abertzale y afirmó que lo que han dicho esta mañana sus portavoces en la presentación de los estatutos de la nueva formación estaba en la línea de lo que el Ejecutivo esperaba que iban a decir, según informaron a Europa Press fuentes socialistas.

El jefe del Ejecutivo realizó estos comentarios durante la reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE esta mañana en la madrileña sede de la calle Ferraz.

En este encuentro, el presidente había realizado una larga exposición sobre el pacto con los sindicatos y empresarios para reformar el sistema de pensiones, había expuesto su postura sobre las crisis abiertas en Egipto y otros países de la zona y a este asunto se refirió ya al final de la reunión y en respuesta a la intervención de uno de los miembros de la Ejecutiva socialista.

Fue tras el comentario realizado por el portavoz del PSC Miquel Iceta, quien había intervenido para abordar la reunión que Zapatero y Artur Mas tendrán esta tarde. Además, Miquel Iceta opinó que, políticamente y si se confirmaba, le parecía un dato muy relevante el hecho de que la izquierda abertzale rechazara la violencia de ETA, en referencia a lo que han dicho esta mañana Iñigo Iruin y Rufi Etxebarría en la presentación de los estatutos del nuevo partido, durante un acto en Bilbao.

En su respuesta, Zapatero pidió "prudencia" ante la nueva marca de la izquierda abertzale --que se prevé inscribir el miércoles en el registro de Partidos Políticos del Ministerio del Interior-- y apuntó que lo dicho por sus portavoces esta mañana estaba en la línea de lo que el Gobierno esperaba que iban a decir.

Fuentes de la dirección del PSOE han añadido que, dado que la izquierda abertzale lleva 25 años dando apoyo a ETA, la sociedad necesita tiempo para contrastar su voluntad de romper con la violencia y, en opinión de los socialistas, de aquí a las próximas elecciones municipales y autonómicas no hay tiempo para confirmar si esa voluntad es real y se mantendrá en el tiempo o si es meramente coyuntural.

Por ello, estas mismas fuentes ven improbable por no decir imposible que puedan concurrir a las elecciones municipales y forales del próximo mes de mayo. No obstante, recalcan que la última decisión será de los jueces.

Durante la Ejecutiva, Zapatero también se refirió a la reunión que mantendrá esta tarde con el presidente de la Genrealitat catalana. También después de que el portavoz del PSC expusiera el interés en que la colaboración entre ambos gobiernos, el catalán y el central sea fluida.

A este respecto, Zapatero mostró su esperanza en que el encuentro con Artur Mas sea positivo y vino a apuntar que en situaciones de crisis los gobiernos se deben ayudar.

No obstante, lo que centró la reunión de los socialistas esta mañana fue el pacto rubricado la semana pasada con patronal y sindicatos para reformar el sistema de pensiones. Este asunto centró la intervención inicial del presidente y numerosos comentarios de apoyo al mismo.

Sobre esta cuestión, Zapatero expuso la intención de alcanzar un pacto político en el parlamento y esperan contar con el PP. No obstante, aprovechó para criticar el hecho de que Rajoy no se haya sumado desde el inicio y por haber querido ver el asunto desde la barrera. Según las fuentes consultadas, el presidente explicó que el PP ahora tendrá que apostar, aunque mostró poca confianza en que los populares lo hagan con entusiasmo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies