Salud busca "reforzar" el papel de la Atención Primaria y "mejorar la equidad territorial" en el acceso a la sanidad

Publicado 15/03/2018 19:27:12CET

PAMPLONA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Gerencia de Atención Primaria del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) ha celebrado este jueves la Jornada Técnica de retorno del proceso de participación de la nueva Estrategia de Atención Primaria, que tiene entre sus principales objetivos "mejorar la equidad territorial, dotando a la Atención Primaria de los medios y atribuciones precisas para incrementar su capacidad resolutiva y para que pueda ejercer de manera efectiva su papel clave como agente del paciente ante el sistema sanitario y promotor de la salud de la comunidad".

La nueva estrategia está concebida para hacer frente a cambios sociodemográficos como el envejecimiento poblacional, el aumento de los problemas crónicos de salud, las enfermedades degenerativas y las situaciones de dependencia. Busca además "redefinir el mapa local de servicios, para ajustarlo a las necesidades de cada comarca".

Durante el último año se ha impulsado un amplio proceso de participación que ha abarcado diferentes líneas: un proceso interno (jornadas técnicas de debate entre profesionales de los centros de salud), encuestas a los sanitarios de centros de salud rurales sobre aspectos específicos y otro proceso abierto con participación social para conocer expectativas de la ciudadanía y promover la corresponsabilidad en la intervención comunitaria y el autocuidado.

De igual modo, se han celebrado reuniones específicas con agentes clave: las Juntas Técnico-Asistenciales, las Sociedades Científicas, los Colegios Profesionales o la Junta de Personal de Atención Primaria. También se abrió un periodo de exposición pública, a través del Portal de Gobierno Abierto, para que las entidades y personas que así lo deseasen pudieran formular sus propuestas.

El proceso participativo "ha puesto de manifiesto la existencia de un amplísimo consenso social y profesional sobre la imperiosa necesidad de reforzar y empoderar a la Atención Primaria como un elemento crítico para garantizar la calidad técnica, humanización y sostenibilidad del Sistema Sanitario Público", ha destacado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

MEJORA DE LA CAPACIDAD RESOLUTIVA

Los profesionales de Atención Primaria han apostado por "incrementar la agilidad y capacidad resolutiva de Atención Primaria, reforzando la formación y dotándola de nuevos medios como la ecografía o la radiología, entre otros, que ya están empezando a desplegar por los distintos centros".

De igual modo, han reclamado que se asignen nuevas atribuciones como la derivación directa a fisioterapia, que se potencien y generalicen la INP (interconsulta no presencial) entre profesionales de Atención Primaria y Atención Especializada y que se extienda el servicio de Cirugía Menor a todos los equipos de Atención Primaria de Navarra. Todas estas medidas "permitirán garantizar una atención más ágil y evitar desplazamientos a los pacientes", ha resaltado el Ejecutivo foral.

Tanto en las sesiones de contraste social como en las reuniones de participación profesional "se ha puesto de manifiesto que existe un consenso pleno en la necesidad de desarrollar el nuevo Modelo de Atención Sociosanitaria centrado en la persona que se está desarrollando por los Departamentos de Salud y Derechos Sociales y que próximamente va a ponerse en marcha en la Comarca de Tafalla".

Asimismo, se ha constatado la necesidad de que la Atención Primaria "recupere su papel comunitario y actúe como un agente clave en el empoderamiento de la ciudadanía y en la promoción de la salud". Se ha apostado por "reorientar la composición y funciones de los Consejos de Salud, para que desarrollen un papel activo en la intervención comunitaria sociosanitaria frente a los determinantes sociales".

En lo que se refiere a la Atención a la infancia, se ha expresado la necesidad de promover "una atención integral como una visión interdisciplinar". Se ha considerado "imprescindible impulsar la educación parental, la detección precoz del riesgo psicosocial y el trabajo en red en el ámbito local, contando para ello con los profesionales de educación, salud y derechos sociales". Además, se ha abogado por "potenciar el trabajo social sanitario y desarrollar nuevas modalidades de intervención sociosanitaria en la escuela".

En la atención sanitaria a la infancia, se ha considerado "clave" garantizar que todos los niños y niñas y jóvenes menores de 15 años tengan pediatra de referencia. Asimismo, se ve necesario "reforzar el papel de la enfermería para que asuma un mayor protagonismo en materia de puericultura, en la atención de procesos agudos orientada al autocuidado, en la educación parental y en apoyo a la escuela". Para ello, se propone un perfil y una capacitación específica de la enfermería pediátrica.

También se ha alcanzado un "amplio consenso" en la necesidad de "afianzar y seguir impulsando la Estrategia de Crónicos y Pluripatológicos, desde el liderazgo de la Atención Primaria y contando con el apoyo de atención hospitalaria abierta al área que refuerce las alternativas a la hospitalización convencional y presta apoyo a la atención en el domicilio". "Se deben reforzar los cambios del modelo organizativo para adaptarlo a las nuevas modalidades de asistencia", ha explicado el Gobierno.

Por otro lado, se ha constatado la necesidad de dotar a las áreas administrativas de los centros de salud de "la capacitación y atribuciones necesarias para orientar la demanda hacia la modalidad de atención y al o la profesional más idóneo".

Los profesionales de Atención Primaria han apostado por desarrollar un modelo de atención a los procesos agudos autolimitados "menos medicalizador y más orientado a los autocuidados, otorgando un mayor papel al personal de enfermería". Consideran necesario "aplicar el mismo modelo asistencial" tanto en los centros de salud como en los distintos dispositivos de urgencias y atención continuada extrahospitalaria.

EQUIDAD TERRITORIAL Y PRIORIZACIÓN DE LA URGENCIA VITAL

En la sesiones de contraste social "se ha evidenciado un amplio consenso en relación al modelo territorial y de urgencias que apuesta por la equidad territorial y prioriza la urgencia vital" con el objeto de "hacer frente a los procesos de despoblación y al aumento de la dispersión". El objetivo es lograr que el 75% de la población esté a menos de 15 minutos de un servicio médico específico de emergencias en 2020.

La propuesta de poner en marcha Servicios de Emergencias Comarcales, como el que se habilitará este año en Tafalla, unida al compromiso de no eliminar ninguno de los Puntos de Atención Continuada, "ha sido muy bien recibida por la ciudadanía".

Surge la figura de los Servicios de Urgencias Comarcales (SUC), abiertos 24 horas, con presencia de personal médico y de enfermería y dotados con recursos para realizar radiología simples, ecografías y una ambulancia de soporte vital avanzado. La previsión inicial es habilitar cuatro SUC para Tafalla-Zona Media, Sangüesa-Pirineos, Sakana-Alsasua y Bidasoa-Santesteban.

Tras el debate profesional, el Departamento de Salud ha decidido desechar la propuesta de ampliar el número de Puntos de Atención Continuada con Guardia Localizada.

El Departamento de Salud ha dado por finalizado el proceso participativo, ha asumido como propias sus principales conclusiones y en las próximas semanas presentará y debatirá con los grupos parlamentarios y en la Mesa Sectorial la propuesta final de la Estrategia, con el objetivo de "propiciar el máximo grado de consenso como paso previo a su aprobación definitiva por el Gobierno de Navarra".