CEAPA pide unas vacaciones de Semana Santa sin tareas escolares con la nueva campaña #STOPDEBERES

Estudio, estudiar, estudiante, estudiantes, clase, clases, aula, aulas, alumno
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 12/03/2018 12:17:03CET

   MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Confederación Española de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), mayoritaria en la enseñanza pública, ha retomado "lucha por la erradicación de los deberes" con motivo de las próximas vacaciones escolares de Semana Santa a finales del mes de marzo, con la nueva campaña #STOPDEBERES.

   Esta organización denuncia que tras la implantación de la LOMCE y el cambio de currículo se ha incrementado el tiempo que los menores han de dedicar en casa a realizar las tareas escolares, "lo que pone de manifiesto que la escuela no responde adecuadamente a sus necesidades educativas", señala en un comunicado.

   Asimismo, CEAPA advierte de las "numerosas quejas" que recibe de familias que se ven afectadas por la sobrecarga de deberes que sus hijos llevan a casa y de los "verdaderos problemas" que les generan tanto a los alumnos como a sus padres.

   Por todo ello, advierte de que los deberes "no están relacionados con el éxito escolar" y representan, "en gran medida, el fracaso del sistema educativo", por sobrecargar a niños de tareas para "afianzar" aprendizajes que "no se están alcanzando debidamente" en la escuela.

   Esta organización de padres, mayoritaria en la enseñanza pública, señala los deberes forman parte de la "herencia dañina de un método pedagógico obsoleto", basado en la memorización y en la repetición de contenidos, y provocan "desigualdades sociales", pues su buena o mala ejecución por el alumnado "depende del nivel socioeconómico y cultural de su entorno".

   "Mientras unas familias intentan ayudar a sus hijos o recurren a clases particulares o academias, otras no tienen ni el nivel educativo ni el dinero para poder pagar esos apoyos", sostienen desde CEAPA, que añaden que estas tareas cuentan, en muchos casos, en las calificaciones e incluso ser motivo de sanción.

   También advierte de que estas tareas "crean tensiones" en las familias y constituyen "un problema" en la conciliación de los padres y madres al no disponer los progenitores de tiempo para la supervisión del trabajo fuera del colegio. "Los menores necesitan tiempo para realizar actividades deportivas, culturales o de esparcimiento, que también contribuyen a su desarrollo personal", concluyen.