La Comunidad Valenciana permitirá que los centros que opten por el castellano den 2,5 horas más de inglés a la semana

Colegio, escuela, aula, primaria, clase, estudiar, deberes, mochila, mochilas
EUROPA PRESS
Publicado 03/04/2017 16:14:11CET

   MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Generalitat Valenciana permitirá a los centros educativos que opten por una mayor proporción del castellano dentro del 'Programa de Educación Plurilingüe' dar dos horas y media más de inglés a la semana, a través de la modificación del decreto del currículo de Educación Primaria, tal y como se desprende de la carta enviada al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a la que ha tenido acceso Europa Press.

   Esta medida responde a una serie de aclaraciones que la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte valenciana ha dado al departamento que dirige Íñigo Méndez de Vigo, que planteó sus dudas en una 'carta de colaboración' sobre una posible "discriminación" del alumnado en el proyecto de Decreto de Decreto 9/2017, de 24 de enero, por el que se establece el modelo lingüístico educativo valenciano, conocido como 'decreto de plurilingüismo'.

   "Con el fin de dar todavía más tranquilidad a la duda planteada y en coherencia con el principio de descentralización y de dotar de mayor autonomía a los centros, estamos tramitando una modificación parcial del decreto por el que se establece el currículo de Educación Primaria en el que se va a regular que los centros dispondrán del 10% del total del horario como horas de libre configuración (2 horas y 30 minutos) para dedicarlas a las áreas de conocimiento que consideren más adecuadas", señala la Generalitat en su respuesta.

   Así, indica que este será el espacio horario "más adecuado" para que estos centros educativos incrementen la presencia del inglés y recomienda "especialmente" el aumento de la comunicación oral en esta lengua.

   El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte acepta estas aclaraciones de la Generalitat Valenciana, tal y como han indicado a Europa Press fuentes del ministerio, que han añadido que, no obstante, estarán "pendientes de las modificaciones anunciadas" y comprobarán que se ajusten "en todo caso" al marco legal.

   El ministerio envió el pasado 10 de marzo una 'carta de colaboración' a la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte Valenciana, a la que ha tenido acceso Europa Press, con varias peticiones de aclaración sobre el texto normativo y esta administración respondió a cada uno de ellas en otra carta con fecha del 29 de marzo.

   En concreto, el Ministerio de Educación planteaba dudas sobre los artículos 9, 10, 11, 12, la disposición adicional quinta y los artículos 17.3 y 20.3, según los documentos a los que ha tenido acceso Europa Press.

   Sobre los cuatro primeros artículos, el ministerio señalaba en su misiva que la vinculación del valenciano e inglés puede ser un "elemento discriminatorio" para el alumnado, bien porque tenga diferente dominio de ambas lenguas o distintas necesidades en el dominio de las competencias lingüísticas de cada una de ellas.

   Así, ponía como ejemplo el caso de los alumnos que quieran cursar un nivel avanzado de inglés y no necesiten el avanzado de valenciano porque ya cuentan con él, o los alumnos de centros de zonas castellanohablantes que "lo lógico" es que escojan el nivel básico de valenciano, pero sus alumnos puedan quedarse sin la posibilidad de acceder a niveles superiores de inglés.

   Sobre esto, la Generalitat Valenciana señala que los seis niveles de su Programa de Educación Plurilingüe "no discriminan en ningún caso" al alumnado, sino que "genera oportunidades" y "cumple" con el principio de igualdad de oportunidades, aunque explica que va a proceder a la modificación parcial de currículo de Primaria anteriormente mencionada.

   En cuanto a los niveles de certificación superior que establece la disposición adicional quinta, el Ministerio de Educación pide a la Comunidad Valenciana que aclare qué va a hacer con los alumnos que quieran obtener una certificación de inglés superior y diferente a la que le corresponde por el nivel cursado a fin de "evitar una posible discriminación".

   Sobre este asunto, la Conselleria dirigida por Vicent Marzà señala que "todo el alumnado podrá optar a obtener una certificación superior a la que le corresponde por el nivel cursado", en atención a la consideración del ministerio.

RECOMENDARÁ UNA TRONCAL EN CASTELLANO

   También hace observaciones a los artículos 10, 11 y 12 del decreto en relación a que en la ESO y Bachillerato del nivel avanzado, se deje a elección del centro la asignatura en castellano como lengua vehicular. En este punto, el departamento de Méndez de Vigo pide a la conselleria que recomiende a los centros que, además de Lengua castellana y Literatura, se impartan también en castellano una asignatura troncal, "dado que va a ser la única materia no lingüística que el alumnado reciba en la lengua oficial del Estado".

   La Conselleria de Educación señala que en los proyectos presentados por los centros se está haciendo de la manera que indica el ministerio, aunque incorporará en la orden que desarrolle el decreto la "recomendación preferente de que sea una materia troncal".

   Por último, sobre la elección del proyecto educativo en función de la lengua, que el decreto establece que debe ser aprobado por el consejo escolar del centro (artículos 17.3 y 20.3), el ministerio indica que esto "puede entrar en colisión" con las competencias del director y recuerda que el Consejo escolar tiene la función de "evaluar" los proyectos y no de aprobarlos. "Al claustro la correspondería la aprobación de las concreciones curriculares derivadas del proyecto lingüístico autorizado en el centro", recuerda en su carta.

   En respuesta a esta advertencia, desde el departamento de Educación valenciano señalan que son "conscientes" de que el proyecto educativo es competencia de la dirección del centro, pero que lo que este decreto regula es el proyecto lingüístico, que, a su juicio, debe ser aprobado por mayoría cualificada de dos tercios del consejo escolar del centro, con el objetivo de "potenciar el máximo consenso de la comunidad educativa en la toma de decisiones previa".

   "Esa mayoría cualificada promueve el consenso entre el claustro y los representantes de padres y madres en torno al apartado del proyecto educativo del centro sin menoscabo de la competencia de la dirección del centro en la aprobación de dicho proyecto", aclara.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies