Educación alerta de que el acoso a alumnos no independentistas "se ha incrementado exponencialmente" tras el 1-O

Contador
Iñigo Méndez de Vigo en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros
EUROPA PRESS
Actualizado 11/10/2017 17:48:51 CET

   Envía un segundo requerimiento a la consejera catalana a la que advierte de la vulneración de la Constitución, el Estatut y siete leyes

   MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Ministerio de Educación Cultura y Deporte ha enviado un segundo requerimiento a la consejera catalana, Clara Ponsatí, en el que alerta de que el acoso escolar a los alumnos que no participan en actos a favor de la independencia y contra la Policía y Guardia Civil en colegios e institutos se ha incrementado "exponencialmente" tras el referendum ilegal del pasado 1 de octubre. Se ha puesto a disposición de las personas acosadas un correo electrónico para las denuncias.

   Este texto, fechado el 5 de octubre, al que ha tenido acceso Europa Press, es el segundo de esta naturaleza con el que el departamento que dirige Íñigo Méndez de Vigo exige a la responsable autonómica de Educación que depure responsabilidades entre el profesorado por los actos de adoctrinamiento y restaure los derechos conculcados a los alumnos hostigados por motivos ideológicos. "Si no hay respuesta, o no es satisfactoria, iremos a los tribunales", ha afirmado este miércoles el ministro en la Sesión de Control al Gobierno en el Pleno del Congreso.

   En concreto, el Ministerio de Educación advierte a la consejera catalana de que el acoso a alumnos y familiares en centros educativos catalanes públicos y privado, investigados por la Alta Inspección del Estado, podrían vulnerar la Constitución, el Estatuto de Cataluña, la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), la Ley Orgánica del Derecho a la Educación, la Ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor, la Ley Orgánica de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar, la Ley de Protección de Datos, la Ley del Régimen Jurídico del Sector Público, la Ley de Educación de Cataluña, la Ley del Estatuto básico del empleado público y el decreto que regula la Inspección Educativa en Cataluña.

HIJOS DE GUARDIAS CIVILES Y POLICÍAS NACIONALES

   El ministerio explica que en relación con las actuaciones policiales relativas al referéndum ilegal convocado el 1 de octubre por el Gobierno catalán, agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional están denunciando casos de acoso escolar que tienen como víctimas a sus hijos menores de edad en algunas escuelas e institutos de Cataluña. Asimismo, señala que en otras ocasiones están siendo los propios ciudadanos quienes a título individual "están dejando llegar sus denuncias y testimonios del trato que están recibiendo en Cataluña por su no apoyo o promulgación de ideas independentistas".

   El departamento de Méndez de Vigo sostiene que las denuncias comenzaron a presentarse el 21 de septiembre tras el registro, por parte de la Guardia Civil de la consejería de Economía y Hacienda de la Generalitat de Cataluña y que, posteriormente, tras la jornada de referéndum ilegal del 1 de octubre, "se han incrementado exponencialmente". "Los alumnos y alumnas víctimas del acoso escolar en las aulas catalanas lo sufren tanto por sus compañeros como por el profesorado del centro", denuncia en este escrito.

   A lo largo de 20 páginas, el ministerio detalla numerosos casos en los que, a juicio de la Alta Inspección educativa, se han conculcado derechos de los alumnos contrarios al independentismo y de quienes no han querido participar en actos contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

   "Ruego me explique por qué mi hijo no pudo entrar al centro escolar, una vez acabada una expresión estudiantil ocurrida a primera hora y por la que se mostraba el desacuerdo con que se impartieran clases en el centro", reza un correo electrónico de un padre a un profesor de un estudiante que no secundó los paros convocados en su instituto.

"MI PADRE SÓLO HACE SU TRABAJO"

   También reproduce la carta de una niña de trece años del Colegio la Mercè de Martorell (Barcelona), hija de un guardia civil, en la que dice que le da "mucha pena" que culpen a su padre de lo que "está pasando" y que él "solo hace su trabajo". "No se cómo acabará todo esto, tal vez me quede, quizás me marche y no vuelva, quien sabe, pero lo que pido es que por favor, pase lo que pase tratadme como siempre porque somos compañeros. Respeto siempre por encima de todo", señala en su texto.

   Asimismo, advierte de que en el IES Palau de la localidad de Sant Andreu de la Barca, donde está el cuartel de la Guardia Civil más grande de toda Cataluña, padres y madres han denunciado 10 casos de adoctrinamiento, acoso e incitación al odio por parte de profesores del centro a alumnos de 1º, 2º y 4º de ESO.

   También señala que algunas mujeres de guardias civiles de la casa cuartel de la Guardia Civil de Les Corts (Barcelona) no han podido llevar a sus hijos a la escuela por los "escraches" que se han producido en la puerta de grupos independentistas con carteles, insultando "asesinos" y gritando "fuera las fuerzas de ocupación".

   También pone como ejemplo que padres de alumnos de la escuela Mosén Albert Vives de la localidad de La Seu d'Urgell (Lleida), han presentado, con fecha 2 y 3 de octubre, ante el juzgado de guardia y Fiscalía de Lleida denuncias por acoso escolar e incitación al odio. Según denunciaron, los profesores explicaban a los alumnos que "la Guardia Civil es mala y pega a la gente".

TEMOR A QUE SUS HIJOS SEAN AÚN MÁS SEÑALADOS

   El Ministerio de Educación apunta que son "muchos" los padres y madres agentes de la Policía y Guardia Civil que no denuncian públicamente los casos de acoso y adoctrinamiento en los centros educativos "por temor a que sus hijos sean aún más señalados".

   Tal es el caso de una escuela concertada en Premià de Mar (Barcelona) donde los compañeros de su hijo le insultaban "hijo de puta fascista y asesino" en medio de la clase; o el de un colegio privado de Formación Profesional de la localidad de Olot (Girona) donde los compañeros llamaron "facha" a un hijo de guardia civil, o de una escuela de Primaria de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona), donde los compañeros insultaron a una hija de agente de Policía Nacional.

   Por otra parte, en un centro educativo público de Educación Primaria de Girona, el ministerio indica en su escrito a la consejera que los padres han denunciado que el lunes 2 de octubre se proyectaron imágenes de las cargas policiales que tuvieron lugar en diferentes centros de votación de Cataluña y guardaron un minuto de silencio.

   También que en el Instituto de Educación Secundaria La Plana, de Vic, en clase de 1º ESO, el profesor pide a los alumnos que levanten la mano los que están de acuerdo con el referéndum y que uno de ellos, hijo de un guardia civil, al no levantar la mano, "recibió una gran cantidad de insultos e improperios".

UN CUENTO CON "FINAL FELIZ"

   En el colegio de los Jesuitas del Clot, el departamento de Méndez de Vigo advierte de que se escenificó un cuento para escolares con menos de siete años de edad, donde se presenta un "final feliz", que consiste en que "se mata al Rey y a los policías malos"

   "Se ha constatado que, desde las aulas y las direcciones de los centros educativos, se permite y fomenta el adoctrinamiento del alumnado menor de edad, incitando al rechazo hacia España y utilizando el horario lectivo para realizar actividades cargadas de ideología política", sostiene el ministerio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies