Los presupuestos de las universidades públicas han caído 1.180 millones desde 2010

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

INFORME DE FE-CC.OO

Los presupuestos de las universidades públicas han caído 1.180 millones desde 2010

Universidad Complutense de Madrid
EUROPA PRESS
Publicado 06/10/2016 17:34:43CET

   Denuncia que el nuevo sistema de acreditación del profesorado sigue sin estar operativo y los aspirantes no pueden optar a plazas

   MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Los presupuestos de las universidades públicas han caído entre 2010 y 2016 casi 1.180 millones de euros, un 11,7 por ciento, según un informe presentado este jueves por la Federación de Enseñanza de CC.OO con motivo del inicio del curso universitario, que sostiene que aunque desde 2013 se han ido incrementando, los del último año (8.938 millones de euros) quedan muy lejos de los destinados en 2010 (10.118 millones).

   Este documento indica que estos presupuestos en 2016 se incrementaron un 2,4% respecto a los de 2015, algo más de 205 millones de euros, pero advierte de que la evolución según la universidad es "muy heterogénea": La mayoría los han aumentado, mientras otras los han reducido, como la Politécnica de Cantabria (-11,5%), Castilla-La Mancha (-9,3%), Burgos (-4,9%), Granada (-4,4%), Vigo (-2,8%) y Alcalá de Henares (-1%).

   FE-CC.OO también destaca en este informe la pérdida de casi 100.000 alumnos desde el curso 2011-2012, según los datos de avance estadístico del Ministerio de Educación, y que atribuye "aumento de las tasas y la disminución de las becas y ayudas y al endurecimiento de los requisitos para acceder a estas".

BAJAN LOS ALUMNOS EN LA PÚBLICA

   En concreto, señala que las universidades públicas habrían perdido 127.066 alumnos en las titulaciones de primer y segundo ciclo y grado y habrían ganado 25.637 en los másteres oficiales. En total, habría 101.429 alumnos matriculados menos que en el curso 2011-2012.

   Sobre los daros de matriculación en las universidades privadas, apunta que estos centros habrían perdido en este periodo 608 alumnos en las titulaciones de primer y segundo ciclo y grado y ganado 25.437 en los másteres oficiales, de manera que habría 24.829 alumnos matriculados más que en el curso 2011-2012.

   El sindicato desmiente la argumentación que defiende el Ministerio, que atribuye el cambio de tendencia en el acceso a los estudios al descenso de la población entre 18 y 24 años, y señala que mientras ésta se reduce desde el año 2009, el número de estudiantes matriculados aumenta hasta el curso 2011/2012.

   "Se pasa de un periodo de disminución de la población de entre 18 y 24 años que coincide con un aumento de matriculaciones, a otro con un decrecimiento menos acentuado en el que, sin embargo, se reducen las matriculaciones", sostienen los autores.

   Sobre el gasto en becas y ayudas al estudio del Ministerio de Educación, el informe sostiene que el curso pasado (1.416 millones de euros) "estuvo muy lejos" del que se produjo durante 2011-2012 (1.618.555), "una reducción de más de 202 millones de euros, un 12,5%".

   También alerta de que los precios públicos de los estudios de grado y máster "se han disparado", de manera que la inversión en becas y ayudas ha sido "claramente insuficiente" para compensar el incremento de las tasas universitarias.

"PREOCUPANTE" REDUCCIÓN DE PERSONAL

   En cuanto al personal de las universidades, el sindicato alerta de que durante los últimos cuatro años, las plantillas universitarias han seguido reduciéndose "a un ritmo preocupante" y señala que entre enero de 2012 y enero de 2016, "se perdieron 7.111 puestos de trabajo", lo que representa una disminución del 4,6% del personal docente e investigador (PDI) y del 4,5 % del personal de administración y servicios (PAS) mientras se produce un envejecimiento de las plantillas.

   Sobre las reformas legales, CC.OO denuncia que el nuevo sistema de acreditación del profesorado funcionario, imprescindible para el acceso y la promoción en la función docente, todavía no se ha puesto en marcha, a pesar de que la norma se aprobó en diciembre de 2015.

   "Diez meses después todavía no está operativo y, por tanto, desde enero de este año nadie ha podido solicitar su acreditación a profesor titular de universidad ni a catedrático", señalan los autores del estudio, que alertan de que se ha producido un "grave perjuicio" a muchos candidatos a profesor universitario. El sindicato está valorando la posibilidad de exigir responsabilidades legales al ministerio.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies