El Congreso revalida su apoyo a la tauromaquia como patrimonio cultural y pide que siga recibiendo subvenciones

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El Congreso revalida su apoyo a la tauromaquia como patrimonio cultural y pide que siga recibiendo subvenciones

Plaza de toros Monumental de Barcelona
REUTERS
Actualizado 25/10/2016 17:00:25 CET

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Congreso de los Diputados, con los votos del PP y la abstención de PSOE y Ciudadanos, ha revalidado este martes su apoyo a la tauromaquia como patrimonio cultural y ha respaldado que las corridas de toros sigan recibiendo subvenciones de las administraciones públicas.

Así se ha decidido después de que la Comisión de Cultura de la Cámara Baja haya apoyado una proposición no de ley, a iniciativa de UPN, en defensa de la tauromaquia. Además, este mismo órgano ha rechazado la propuesta de Esquerra Republicana (ERC) que instaba al Gobierno a derogar esta práctica como patrimonio cultural.

Concretamente, UPN y PP han sacado adelante la propuesta para defender los toros a pesar de los votos en contra de Unidos Podemos, ERC, PNV y la antigua Convergència, mientras que el PSOE y Ciudadanos han optado por la abstención. Los mismos votos, pero en sentido contrario, han provocado que la iniciativa de los independentistas de derogar la tauromaquia como patrimonio cultural no obtuviera los apoyos necesarios, también con la abstención de socialistas y 'naranjas'.

En el debate de ambas iniciativas, que se ha realizado de manera conjunta, el portavoz de ERC, Gabriel Rufian ha alegado que no es "ético ni moral usar el dolor para el disfrute ajeno" y ha preguntado a los miembros de la comisión si no les avergüenza que "un acto salvaje se englobe dentro de una comisión de cultura".

En el lado opuesto, el diputado de UPN, Carlos Salvador, ha denunciado que esta actividad representa "un conjunto de valores", además de ser importante en la economía del país. Del mismo modo, ha criticado que el debate entre taurinos y antitaurinos ha perdido moderación, respeto, humanidad y capacidad de convivir. En este sentido, se ha referido a las amenazas recibidas por el menor enfermo que quiere ser torero.

LA AUSENCIA DE AFICIÓN DECIDE

El PP ha defendido términos similares, apelando al respeto a las tradiciones y criticando que se haga de este tema un debate político entre izquierda y derecha. "Es una cuestión cultural, de respeto a la diversidad en democracia. Que cada uno opine lo que quiera pero respetando", ha declarado la portavoz 'popular' María García-Pelayo, quien ha pedido al partido catalán que "no haya burlas y trampas" a la decisión del Tribunal Constitucional de anular la prohibición de las corridas en Cataluña.

Tanto PSOE como Ciudadanos han decidido abstenerse en ambas propuestas. Los socialistas han señalado que están de acuerdo en avanzar hacia normas en defensa de los animales y contra su maltrato pero "educando y promoviendo, no prohibiendo". Por su parte, desde Ciudadanos han defendido que debe de ser la sociedad quien decida y, por tanto, la falta de afición, como ocurrió en Canarias donde se prohibieron los toros por este motivo.

Precisamente, la caída de un 50 por ciento en la afición a la tauromaquia es una de las razones por la que Unidos Podemos apoya a ERC en su propuesta. Eso sí, apunta que no entiende cuáles son los indicadores que miden que el pánico de un toro es terrible en una corrida y no en los 'corre bous' que se celebran en algunos puntos de Cataluña.

PP Y PSOE VOTAN PARA MANTENER LAS SUBVENCIONES

Del mismo modo, la Comisión de Hacienda y Administraciones Públicas ha debatido este martes una proposición no de ley, también del partido catalán para instar al Ejecutivo a suprimir las subvenciones que recibe este espectáculo por parte de las administraciones públicas, tanto directas como indirectas.

También en esta caso, ERC ha contado con el apoyo de Unidos Podemos, mientras que PP y PSOE han votado en contra y Ciudadanos y la antigua Convegència se han abstenido.

En este debate, el portavoz del partido independentista Francesc Eritja ha denunciado la "opacidad administrativa" en cuanto al dinero publico que recibe "el negocio de la tauromaquia" que, a su juicio, debe ser una inversión importante entre rehabilitación de plazas, construcción de plazas portátiles, escuelas de tauromaquia, empresarios, peñas, derechos de emisión en televisión, propaganda de ayuntamientos para las corridas o los museos dedicados a esta práctica.

Además, ha denunciado concretamente las ayudas que los toros reciben a través de la Política Agraria Común (PAC) de la que, a su juicio, se benefician los grandes latifundistas y no las pequeñas y medianas empresas agrícolas.

UN SUBTERFUGIO PARA PROHIBIR LOS TOROS

Desde el PP, su portavoz José Fernández de Moya, ha señalado que las partidas públicas para la tauromaquia supusieron, en 2013, un 0,01 por ciento del total de las actividades culturales y ha indicado que la PAC No subvenciona, sino que ayuda a cualquier agricultor activo que sea titular de una explotación inscrita en el registro correspondiente.

El voto en contra del PSOE, según ha explicado el diputado Antonio Hurtado, es porque considera esta proposición un subterfugio para prohibir los toros, ya que, a su juicio, los números demuestran que este sector "no necesita del dinero público". Además, defiende que "hay que gobernar para todos y que es normal que algunas instituciones destinen partidas para esta actividad".

Por su parte, Ciudadanos ha defendido su abstención mostrándose en contra de subvencionar a empresarios y entidades privadas del sector, pero se ha posicionado con los socialistas al considerar que esta petición llega con la intención de prohibir los toros.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies