COP22 pide elevar la ambición contra el cambio climático con un "impulso irreversible"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

COP22 pide elevar la ambición contra el cambio climático con un "impulso irreversible"

Proclamación de la Acción de Marrakech
COP22
Publicado 18/11/2016 14:22:21CET

   MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Las partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU reunidas en su XXII Conferencia que culmina este viernes en Marrakech (Marruecos) han reclamado de forma urgente la necesidad de elevar la ambición de los países en la lucha contra el cambio climático que, según han destacado, vive un "impulso irreversible" desde la anterior conferencia en París (COP21) hasta la COP22 en el reino alauí.

   Así, los jefes de Estado, de Gobierno y las delegaciones reunidas en la ciudad marroquí han proclamado la 'Acción de Marrakech para nuestro clima y desarrollo sostenible' en el marco de la COP22, la Conferencia de las Partes en calidad de la XII Reunión de las Partes en el Protocolo de Kyoto y la Primera reunión de la Conferencia de las Partes en calidad de Reunión de las partes en el Acuerdo de París.

   En concreto reclaman a las partes "de forma urgente" a "elevar la ambición" y fortalecer la cooperación para cerrar la brecha entre las trayectorias actuales de las emisiones y el camino necesario para cumplir con los objetivos de temperatura a largo plazo del Acuerdo de París.

   Del mismo modo, proclaman un "cambio hacia una nueva era" de aplicación y acción sobre el clima y el desarrollo sostenible. Además, advierten de que el clima se está calentando a un ritmo "alarmante" y sin precedentes por lo que las partes tienen un "deber urgente" de responder.

   En la proclamación final las partes acogen "con beneplácito" el Acuerdo de París que ha adoptado la Convención, su rápida entrada en vigor, sus objetivos ambiciosos, su carácter inclusivo y su reflejo de la equidad y las responsabilidades comunes pero diferenciadas y las respectivas capacidades, a la luz de las diferentes circunstancias nacionales, y afirman su compromiso para su completa implantación.

   Las partes celebran el "impulso extraordinario" sobre el cambio climático "en todo el mundo" y en "muchos foros multilaterales" y confirman que ese impulso es "irreversible" porque no solo lo impulsan los Gobiernos, sino también la ciencia, los negocios y la acción global de todo tipo a todos los niveles.

   Ahora, señalan que la tarea es construir "rápidamente" sobre ese impulso, "juntos", y avanzar para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y fomentar los esfuerzos de adaptación. Así, consideran que se deberá beneficiar y apoyar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus Metas de Desarrollo Sostenible.

   En el texto hacen un llamamiento "al más alto compromiso político" para combatir el cambio climático como una prioridad "urgente" y apelan a una "fuerte solidaridad" con los países más vulnerables a los impactos del calentamiento. Del mismo modo, subrayan la necesidad de apoyar los esfuerzos encaminados a mejorar su capacidad de adaptación, fortalecer la resistencia y reducir la vulnerabilidad.

   En la misma línea piden "a todas las partes" a fortalecer y apoyar los esfuerzos para erradicar la pobreza, garantizar la seguridad alimentaria y adoptar medidas estrictas para hacer frente a los desafíos del cambio climático en la agricultura.

   En cuanto a la financiación, llaman a aumentar el volumen, el flujo y el acceso a la financiación para proyectos climáticos, junto con la mejora de la capacidad y la tecnología, incluyendo desde los países desarrollados hasta los países en desarrollo.

   A este respecto, los países desarrollados reafirman en Marrakech su "meta" de movilizar 100.000 millones de dólares anuales y piden "más acción y apoyo climático mucho antes de 2020", teniendo en cuenta las "necesidades específicas" y "las circunstancias especiales" de los países en desarrollo, los países menos adelantados y aquellos particularmente vulnerables a los efectos adversos del cambio climático.

   Por otro lado, como partes del Protocolo de Kyoto, fomentan la ratificación de la Enmienda de Doha y llaman "a todos los actores no estatales" para que se unan a la movilización y a la acción ambiciosa e inmediata, de acuerdo con los importantes logros y numerosas iniciativas, como la Alianza de Marrakech para la Acción Global contra el Clima, lanzada en Marrakech.

   Así, ven que el Acuerdo de París proporciona a las economías una "oportunidad positiva" sustancial para aumentar la prosperidad y el desarrollo sostenible".

   En definitiva, consideran que la Conferencia de Marrakech marca un importante punto de inflexión en el compromiso de las partes de reunir a toda la comunidad internacional para abordar uno de los mayores retos de nuestro tiempo.

   "A medida que avanzamos hacia la implementación y la acción, reiteramos nuestra determinación de inspirar solidaridad, esperanza y oportunidad para las generaciones actuales y futuras", ha concluido.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies