La industria del plástico asegura que la solución al abandono de plásticos no es su prohibición sino mejorar su gestión

Ponen en marcha la campaña #Noculpesalplástico
AIMPLAS
Publicado 05/04/2018 12:43:44CET

   MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Las organizaciones que representan a la industria del plástico en España y en la Unión Europea han lanzado una campaña para explicar los beneficios de este material y defender así su uso al tiempo que asegura que la solución a su abandono en el medio ambiente y la contaminación no es su prohibición sino una mejora de su gestión y avanzar en la economía circular.

   Así, el Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS), la Asociación Española de Industriales de Plásticos (ANAIP), la Asociación Nacional de Recicladores de Plástico (ANARPLA), la Asociación Valenciana de Empresarios de Plásticos (AVEP), la entidad que promueve la gestión ecoeficiente de los plásticos CICLOPLAST y la Asociación Europea de Productores de Materias Primas Plásticas (PlasticsEurope) han lanzado la campaña #NoCulpesAlPlástico, que incluye un decálogo con los beneficios del plástico.

   Así, aseguran que los plásticos se utilizan por sus "innumerables ventajas", que están "muy" presentes "en todos los ámbitos" de la vida por sus diversas aplicaciones aunque consideran necesario gestionar "correctamente los residuos que generan" para "aprovechar al máximo" su valor en el marco de la economía circular y evitar que terminen en el medio ambiente.

   En ese sentido, el sector quiere "contrarrestar los argumentos sobre los que están generando noticias preocupantes" y que "confunden a los consumidores".

   Además, según su "Decálogo de verdades y buenas prácticas" los plásticos son los materiales "más regulados" y cumplen normativas "exigentes"; garantizan "perfectamente" la conservación de los alimentos y aboga por reducir su desperdicio asegurando que los consumidores los utilicen en las mejores condiciones.

   Asimismo, destaca que los envases de plástico son de media cuatro veces más ligeros que los fabricados con otros materiales; lo que reduce a la mitad el número de viajes de un camión para transporta la misma cantidad, con el consiguiente ahorro de combustible y de emisiones de CO2.

   También defienden el ahorro de agua que permite el plástico en regadíos, de entre el 30 y el 60 por ciento respecto a otros métodos convencionales de regadío o en la construcción, donde los aislamientos plásticos permiten ahorrar 250 veces más energía de la que se utilizó para fabricarlos.

   En la automoción, el sector añade que los plástico son el material elegido para fabricar unas 2.000 piezas de media en un vehículo (lo que representa un 15% de su peso total), lo que permite que un coche ahorre 750 litros de combustible a lo largo de toda su vida, unos 12 millones de toneladas de combustible en toda Europa. En la aviación, el plástico permite elevar el ahorro de combustible hasta un 20 por ciento.

   Por otro lado, se refieren también a los usos médicos del plástico y subrayan que salvan vidas de forma directa con las incontables aplicaciones en medicina, o en su incorporación a la seguridad pasiva de los vehículos en forma de cinturones de seguridad y airbags que reducen hasta un 20 por ciento la posibilidad de sufrir una lesión mortal en caso de accidente. Para estos usos, la fabricación de plásticos utiliza entre el 4 y el 6 por ciento del consumo de petróleo y gas de toda Europa.

   En este contexto, el sector insiste en que la solución no está en renunciar a su uso sino en un comportamiento adecuado y en una gestión correcta de estos que "nunca deberían acabar en el medio ambiente" ya que se trata de materiales recuperables y reciclables y cuando ya no es posible sirven de fuente de energía alternativa por su alta capacidad calorífica.

   España es en la actualidad el segundo país de la UE que más recicla en el hogar, concretamente cerca del 70 por ciento de los envases de plástico domésticos.