Proyecto Gran Simio alerta en el Congreso de que la especie podría desaparecer en cinco años

Gran Simio
PGS
Actualizado 05/06/2014 20:00:11 CET

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director ejecutivo del Proyecto Gran Simio, Pedro Pozas, ha alertado en un acto en el Congreso de los Diputados de que los grandes simios, como los orangutanes o los bonobós, podrían desaparecer de Indonesia y Sumatra, donde fundamentalmente habitan, en unos cinco años, dada la destrucción de la selva tropical que vive la zona y el asesinato de los indígenas del lugar.

Proyecto Gran Simio (PGS) ha alertado de esta situación en un acto celebrado en el Congreso de los Diputados, 'Proyecto Gran Simio, ocho años después', con el que pretenden denunciar el incumplimiento de la proposición no de ley aprobada en 2008, en la comisión parlamentaria de medio ambiente, para legislar una ley que proteja a los grandes simios y se les considere personas no humanas. Está respaldado por la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales (APDDA).

PGS es un movimiento que vela por la vida de "estos hermanos evolutivos", por sus derechos y su personalidad jurídica, y que lucha para que se proteja su hábitat y sean reconocidos como parte de la "historia de la humanidad".

QUÉ SON LOS GRANDES SIMIOS

Según ha explicado Pozas, son grandes simios los gorilas, los chimpancés, los bonobós y los orangutanes; y todos están en "total peligro de extinción" por varias causas. Por ejemplo, ha contado cómo los madereros los cazan para alimentar a los operarios.

Otra problemática es el ébola, que afecta a los grandes simios, así como las guerras de chimpancés, ya que son violentos y muy territoriales y se pelean entre grupos cuando se van adentrando en la selva a vivir por culpa de la deforestación que destruye sus hábitats.

Pozas ha asegurado que hay "numerosos informes científicos" que demuestran que estos animales tienen capacidad de estética, de bromear, engañar, de aprender el lenguaje de signos humanos, de sufrimiento, el conocimiento del esqueleto corporal, o de utilizar herramientas.

"Estas son capacidades que hasta ahora se consideraban exclusivamente humanas pero ellos también las tienen. Entre ellos a nivel de pequeños se conectan muy bien con los humanos y los tratan como tal. Tienen huella dactilar. Vamos, que hay un alto acercamiento genético", ha agregado.

En España, los grandes simios siguen estando en pésimas condiciones, según PGS, en muchos zoológicos, dado que no les ampara una ley específica. "Habría sido un gran paso y reconocimiento de nuestros hermanos evolutivos, que poseen en común con nosotros numerosas capacidades cognitivas y un mismo ancestro", defiende Pozas.

Hoy, los grandes simios siguen desapareciendo en su hábitat, y los que están cautivos se encuentran en muchos sitios y en malas condiciones, siendo tratados como meros objetos, trasladándolos de un sitio a otro por intereses varios, sin que una ley pueda regular su situación, a pesar de la existencia de numerosos informes científicos que avalan a los grandes simios como 'personas' no humanas.

PERSONAS NO HUMANAS

Es por ello por lo que al final del acto se ha presentado un manifiesto para reconocer a los grandes simios como personas no humanas y que se pretende sea firmado por numerosos científicos de todas las ramas de la ciencia para considerar a los grandes simios como personas no humanas, una petición a las Naciones Unidas para una declaración Universal de los Derechos de los Grandes Simios.

El documento ha sido firmado por más de 60 científicos y escritores en sólo cinco días, de los cabe citar Jose Maria Bermúdez, Príncipe de Asturias y coodirector de los Yacimientos de Atapuerca, Investigador del CSIC y del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (CENIEH) junto con todo su Equipo científico; numerosos catedráticas de distintas Universidades de España; biólogos, abogados, psicólogos, ingenieros agrónomos, filósofos, veterinarios, antropólogos y otras ramas de la ciencia.

El coordinador de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales (APDDA), Chesús Yuste, ha lamentado por su parte que se encuentre atascada en la Comisión de Medio Ambiente, y pendiente de debate, una proposición no de ley suscrita por casi todos los grupos parlamentarios para eliminar las lagunas existentes en la prohibición de la compra y venta de primates en España, a instancias de la Fundación Darwin.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies