1Cerca de 300 'indignados' reciben al nuevo alcalde de Palma con una cacerolada

Los 'Indignados' En La Plaza Del Ayuntamiento
EUROPA PRESS
Actualizado 11/06/2011 19:52:54 CET

PALMA DE MALLORCA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 300 'indignados' han recibido al nuevo alcalde de Palma, Mateo Isern, frente al Ayuntamiento con una cacerolada y al grito de "no nos representan" y de "no hay pan para tanto chorizo", mientras que enfrente de ellos se situaron más de un centenar de simpatizantes del PP que corearon gritos como "el pueblo ha ganado, el pueblo ha hablado", refiriéndose así a la mayoría absoluta obtenida por esta formación en las pasadas elecciones del 22 de mayo.

Previamente a la concentración, los 'indignados' partieron de la Plaza España representando una Rúa funeral por la "muerte de la democracia", de manera que iban vestidos de luto, con plañideras y con un féretro transparente en cuyo interior estaban depositados las papeletas de los distintos partidos políticos.

La marcha se ha desarrollado bajo dos grandes pancartas en las que se podía leer 'A quien usa la violencia no le vamos a dejar en paz' y 'Solidaridad con Valencia y Barcelona: Basta de represión policial".

Durante la concentración frente al Consistorio de Palma, se han coreado varios lemas, como 'el pueblo unido, jamás será vencido'; 'le llaman democracia y no lo es'; 'el 42 por ciento de los votos son nuestros' (refiriéndose a la abstención) y 'el pueblo unido funciona sin partidos'.

La cacerolada se llevó a cabo tras varias vallas, para impedir que los concentrados pudieran llegar a enfrentarse con el centenar de simpatizantes del PP que también acudieron a la Plaza de Cort, tal como ha explicado a Europa Press el jefe del dispositivo de la Policía Nacional.

Uno de los momentos de mayor tensión durante la concentración ha sido cuando la Policía Nacional ha identificado a uno de los jóvenes por estar grabando las placas identificativas de los agentes, razón por la cual le han pedido que dejara de grabar para evitar su detención, dado que, según explicó, el jefe del dispositivo, no era periodista y, por tanto, no tenía autorización para grabar esas imágenes.

Otro de los momentos de tensión se ha producido cuando uno de los 'indignados' se ha dirigido a la zona en la que había varios simpatizantes del PP viendo la toma de posesión de Isern en dos grandes televisiones, por lo que los agentes han acudido hacia él y lo han retirado instándole a que se situara detrás de la valla, algo que, finalmente, ha hecho.

Asimismo, los agentes también han tenido que apartar a un simpatizante del PP que ha acudido a la zona de los 'indignados' para bailar frente a ellos en un tono de burla.

Por otro lado, en el momento en el que Isern ha tomado la vara de mando del Ayuntamiento, los 'indignados' se han agachado y han dado la espalda a la Casa Consistorial, mientras que los simpatizantes del PP gritaban 'alcalde, alcalde'.

En el momento en el que Isern y su equipo de Gobierno han salido al balcón del Ayuntamiento a saludar a sus simpatizantes, los 'indignados' les han recibido con abucheos y gritos de 'ladrones' y 'menos cocaína, más educación'.

Uno de los portavoces de los 'indignados' ha recordado que una de las principales reivindicaciones del Movimiento 15-M es una reforma de la Ley Electoral, al tiempo que ha manifestado que "claro que se necesita un Gobierno, pero no como está establecido ahora mismo, cuando hay un bipartidismo duro con el que sólo se benefician unas formaciones y las demás no tienen ninguna posibilidad".

"Nuestra lucha está en la calle y la gente nos anima a que sigamos, por lo que vamos a continuar", ha resaltado, al tiempo que ha apuntado que se tiene que decidir si se reestructura aún más la acampada en la Plaza España para que estén "más definidos" los grupos de trabajo", si bien ha indicado que, de momento, no se está planteando desalojar la acampada, tal como sí que se ha aprobado en Madrid y Barcelona.

TRES 'INDIGNADOS' DETENIDOS

Tras la salida de Isern del Consistorio de Palma, varios simpatizantes del PP se asomaron al balcón del Ayuntamiento con banderas y gorros de este partido, lo que provocó que los 'indignados' empezaran a gritar 'queremos subir, queremos subir'.

Acto seguido y cuando la rúa tenía pensado regresar de nuevo a la Plaza España, tres jóvenes se encaramaron a unos andamios colocados en la fachada del Ayuntamiento y con gran agilidad y ante la mirada atónita de los agentes de la Policía Local que se encontraban abajo subieron hasta el balcón del Ayuntamiento, desde donde saludaron a las personas integrantes del movimiento 15-M.

Tras estar cerca de medio minuto saludando, varios agentes salieron al balcón y agarraron a los jóvenes a quienes introdujeron en el Ayuntamiento, donde los esposaron por la espalda y se los llevaron detenidos en un mismo furgón policial por la puerta de atrás del Consistorio.