APDH-A señala que los intentos de llegada a España por parte de inmigrantes clandestinos se incrementó en 2011 un 65%

Inmigrantes En Ceuta
EUROPA PRESS
Actualizado 11/01/2012 15:43:16 CET

CÁDIZ, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDH-A) ha presentado un avance del informe anual 'Derechos Humanos en la Frontera Sur' que analiza los flujos migratorios hacia España, el cual refleja que en 2011 se ha producido un incremento del 65 por ciento respecto a 2010 en los intentos de llegada (8.867 personas) teniendo en cuenta las personas interceptadas en España, Argelia y Marruecos. Si se tiene en cuenta exclusivamente las interceptadas en España, el incremento es del 26,5 por ciento (6.842 personas).

Según ha detallado este miércoles en rueda de prensa Rafael Lara, miembro del área de Inmigración de la APDH-A, el aumento más significativo de llegadas se ha producido en Ceuta y Melilla, superando en un 128 por ciento las cifras de 2010. A Andalucía han llegado 436 inmigrantes más que en 2010, siendo la provincia de Granada donde se produce la llegada más elevada (1.736), seguida de Almería (1.040) y a más distancia Cádiz, con 413, y Málaga con 122.

En Canarias sube significativamente el número de llegadas (109, un 42 por ciento más) pero muy lejos de las cifras de 2006 y 2007. Lara ha destacado que la llegada de personas subsaharianas ha sido "prácticamente nula" (16 personas), siendo la mayoría de origen magrebí. Según dice, esto da "buena idea del cambio de rutas migratorias que se ha producido desde 2006 hasta hoy". En el Levante español se ha registrado una disminución, pasando de los 623 de 2010 a los 448 de 2011.

EL ESTRECHO

La ruta principal de emigración subsahariana hacia España se hace a través del Estrecho de Gibraltar en un sentido amplio. Así, la inmensa mayoría de inmigrantes ha intentado entrar por vía marítima: en embarcaciones más o menos sólidas (5.720), en frágiles neumáticas o balsas hinchables de juguete (859), o a nado en las fronteras de Ceuta y Melilla (1.542).

En cuanto al origen de las personas que han intentado llegar a España --incluyendo todas las interceptadas en las dos orillas-- son mayoritariamente de origen subsahariano (5.394), marroquíes (1.568) y argelinos (1.464)

El estudio también ha intentado hacer un seguimiento de la actividad interceptora de Marruecos y Argelia en relación al control migratorio. Así, cifra en 1.225 las personas detenidas por Marruecos y por Argelia en 800, aunque reconoce que son datos "falibles".

AUMENTO DE LOS FALLECIDOS

Lara ha manifestado que ha vuelto a registrarse un incremento en el número de víctimas de la emigración clandestina. Así, frente a los 131 muertos o desaparecidos contrastados en 2010, la cifra en 2011 se ha elevado a 198 personas.

La mayor parte de las muertes y desapariciones se ha producido en Andalucía, fundamentalmente en Granada (73), seguida de Almería (3), Málaga (2) y Cádiz (1). El número de víctimas se eleva a 69 en Argelia, a 34 en Ceuta y Melilla, a once en Marruecos y a cinco en el Levante español.

APDH-A destaca las "enormes dificultades y precariedad con la que se intenta dar el salto", haciendo referencia a personas que no saben nadar y se tiran al agua, barcas neumáticas de juguete enfrentándose a las corrientes del Estrecho, saltos a la valla de espinos, etcétera. Pese a "estas penalidades y al resultado incierto de la aventura que inicia, la necesidad de buscar horizontes de dignidad sigue impulsando a miles de africanos del norte y de la zona subsahariana a arriesgar la vida para conseguirlo".

Finalmente, ha cuestionado la utilidad del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) en España y de la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores de los Estados miembros de la Unión (Frontex), ya que, después de diez años e inversiones de "miles de millones de euros" en dichos despliegues, "sigue habiendo una situación similar, o incluso incrementos, respecto al periodo de 2003 a 2005".