Bautizan con el nombre de 'chupachups' una especie de esponja del antártico con enorme parecido

Pradera de 'Stylocordyla chupachups' en la Antártida
CSIC
Actualizado 17/09/2010 20:23:47 CET

BARCELONA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de científicos del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) y del Centro de Estudios Avanzados de Blanes, han descubierto una nueva especie de esponja en aguas del mar Antártico a la que han bautizado con el nombre de 'Stylocordyla chupachups', por su fuerte parecido con los caramelos de palo.

En declaraciones a Europa Press, el investigador del Departamento de Biología Marina y Oceanográfica del ICM-CSIC y miembro del grupo que recogió por primera vez este tipo de esponjas en sus segunda campaña antártica en el 2000, Josep Maria Gili, ha explicado que la nomenclatura quiere ser también un homenaje a los hijos del equipo que aguardan meses hasta que sus padres regresan de expediciones lejanas.

Gili ha defendido que los conceptos de "ciencia y humanidad" pueden ir juntos, y ha revelado que, previa solicitud al Comité Internacional de Nomenclatura Zoológica, el equipo pidió autorización a Chupa Chups para denominar la especie, a lo que la que fue una empresa familiar catalana, y ahora se encuentra en manos italianas, respondió encantada.

El equipo del estudio que describe la esponja, publicado en 'Polar Biology', remarca que esta esponja se había denominado primeramente 'Stylocoryla boreales', por ser confundida con otras que habitan en el otro hemisferio.

Sin embargo, el grupo ha determinado que el citado invertebrado responde a una especie nueva, distinta de la del hemisferio sur, y que sólo se halla en el norte, especialmente entre los 100 y los 200 metros de profundidad.

La conocida como 'esponja-chupachups' se decanta por las superficies horizontales o inclinadas y es de las primeras especies que repoblan el ecosistema cuando se cae un bloque de hielo.

De hecho, se alimentan de bacterias y fitoplancton y actúan como "verdaderos filtros". El hallazgo pone de manifiesto la diversidad biológica de las aguas polares. Gili también destaca que el hallazgo y su particular nomenclatura "abre un debate sobre cómo se pone el nombre a las nuevas especies".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies